Muchas personas se toman en serio la existencia de los signos del Zodiaco -como una forma de “influencia astral” en sus vidas desde el momento en que nacen, pero pocos conocen la existencia de una constelación por la que el Sol transita y que es la número 13 de la franja del cielo llamada Zodiaco:  se trata de Ofiuco u Ophiocus


ophiocus-3

De acuerdo con la Sociedad Astronómica Urania,  del estado de Morelos, esta constelación no fue tomada en cuenta desde la antigüedad debido -probablemente- a que a lo largo del año tienen lugar 12 lunas llenas (en las que se divide la duración del año) o,  al hecho de que en las divisiones originales de las constelaciones zodiacales no se incluían a las estrellas de  Ofiuco.

Éste representa -en la mitología griega- al hijo de Apolo Asclepio, capaz de sanar a cualquier persona.Por esa razón fue colocado en el cielo rodeado por una serpiente, símbolo de la vida renovada ( el cual se emplea como tal en la medicina).

El Sol, al  entrar en la constelación de Ofiuco transitará desde el 30 de noviembre al 17 de diciembre, hecho que -a decir de la sociedad astronómica-  no fue tomado en cuenta por quienes se hacian llamar astrólogos.

Siguiendo el razonamiento de los astrólogos, aquellos que nacieron dentro de este margen de días, deberían ser ofiucos, sin embargo no lo saben, porque  los supuestos astrólogos no se toman la molestia de observar el cielo, para ver la posición del Sol entre las constelaciones del Zodiaco.  Ante estos hechos, es difícil que los que promueven esta pseudociencia puedan predecir el futuro.

De astrólogos y astrónomos

Los astrólogos fueron sustituidos por los astrónomos durante el Renacimiento cuando se descubrieron las leyes que gobernaban a los astros y la inexistencia de influencias misteriosas provenientes de planetas o constelaciones zodiacales. Desde esta perspectiva, el único fin- según la Sociedad Astronómica- de los modernos astrólogos es el lucrar con la credulidad de la mayoría de los creyentes de esta pseudociencia, que buscan encontrar una certeza dentro de nuestra convulsionada sociedad.

Si los astrólogos no toman en cuenta a Ofiuco para confeccionar los horóscopos, ¿cuántas omisiones más estarán cometiendo?, se preguntan los astrónomos aficionados y responden:  la precesión de los equinoccios, la existencia de nuevos planetoides más allá de Plutón, o, la degradación misma de este cuerpo como planeta, etcétera.

Las constelaciones con formas de toro, escorpión o libra son sólo invenciones humanas porque así les pareció a los pueblos mesopotámicos, los que crearon la mayoría de los símbolos del Zodiaco, por lo que la influencia de cada uno de los 12 signos son igual de artificiales. Razonamiento que también  puede aplicarse a los planetas, cuyos nombres fueron dados por la cultura griega en honor a sus dioses.

Para la Sociedad Astronómica, nuestra relación con el universo es más profunda que la que pretende la astrología, como lo es el hecho de que estemos sujetos a la fuerza gravitacional del Sol, el que a su vez gira alrededor de la galaxia en la que se mueve- entre otras más del llamado grupo local- mientras nuestros cuerpos son atravesados constantemente por rayos cósmicos provenientes de explosiones de supernovas.

zodiaco-1

Con respecto a Ofiuco, hace pocos años, la NASA descubrió que en esas fechas -cuando el Sol ingresa en la decimotercera  casa del Zodíaco- una nube interestelar golpea nuestro planeta. Es una brisa estelar rica en helio, que fluye en el sistema solar proveniente de Ofiuco.

La gravedad del Sol concentra el material en un cono y la Tierra pasa a través de él durante las primeras semanas de diciembre.  Cuando estamos dentro del cono esta brisa es una muestra de lo que se encuentra en el exterior del sistema solar.    El espacio interestelar, el “vacío” entre las estrellas, no está vacío. Está lleno de gigantescas nubes de gas y polvo.   De estas nubes provienen las estrellas y los planetas; son también los restos que quedan cuando esta llan las estrellas.

El sistema solar se dirige hacia una de ellas. Los astrónomos la llaman Nube Local Interestelar.  El campo magnético del Sol retiene gran parte de esa nube dentro de su zona, pero una parte del gas de la nube logra penetrar. Este es el origen de la brisa.

Finalmente, la Sociedad Astronomíca Urania, también dio a conocer las fechas en las que el Sol se encuentra en cada uno de los 13 signos del zodiaco a lo largo del año y que ya no corresponden con las que los “astrólogos” pretenden hacer pasar -como fechas reales del Sol-  dentro de las constelaciones zodiacales:

Sagitario Dic 18 – Ene 18
Capricornio Ene 19 – Feb 15
Acuario Feb 16 – Mar 11
Piscis Mar 12 – Abr 18
Aries Abr 19 – May 13
Tauro May 14 – Jun 19
Géminis Jun 20 – Jul 20
Cáncer Jul 21 – Ago 9
Leo Ago 10 – Sep 15
Virgo Sep 16 – Oct 30
Libra Oct 31 – Nov 22
Escorpio Nov 23 – Nov 29
Ofiuco Nov 30 – Dic 17

Fuente: Andrés E. Martínez Rojas “El Universal”

About these ads