La noticia del día en algunos países es la subida del precio de la gasolina, bencina, combustible, hidrocarburos o como queramos llamarlo. En España y en los Estados Unidos, especialmente, la gente está muy irritada por el elevado incremento de este carburante indispensable para decenas de millones de automovilistas.

El gerente de una estación de servicio estadounidense sustituyó los precios de la gasolina por etiquetas que dicen “un brazo”, “una pierna” y “un bebé” para destacar con humor el alto precio del combustible, informó el martes un canal local de televisión.

Llevados por los precios récord del barril de crudo, los precios de la gasolina son actualmente de cerca de 3,50 dólares el galón en California, tres veces más que en 2001.

Por su parte, en España los precios de la gasolina y el gasoil también registran el mayor incremento del año: la sin plomo cuesta 1,096 euros el litro y el gasoil, a 96,3 céntimos el litro. Los precios han mantenido una tendencia alcista mayor en la Madre Patria que en el resto de la Unión Europea.

Ante esta situación, Juan Sinlucas, un electricista que sólo gana 2.200 euros al mes y tiene que pagar la hipoteca de la casa y mantener a su numerosa familia -compuesta por su esposa, siete hijos, la suegra y dos bull-dogs, ha encontrado la solución perfecta para ahorrarse ese importante gasto, como pueden comprobar en esta foto.

okgasolina.jpg

Pancho Tribulete, Corresponsal Internacional de “El Faro”

Anuncios