Los fareros nos sentimos muy complacidos después de haber leído los 290 relatos que han respondido a nuestra ¿curiosa? convocatoria. Nunca esperamos tal afluencia de respuestas –ni tanto trabajo tampoco-. Todos los textos recibidos en nuestro correo electrónico entraron en la selección; bueno, todos menos 98 que eran impublicables por su aboluta falta de calidad literaria; 112 que superaban las doce mil palabras y otros setenta y tantos que, en realidad, eran anuncios publicitarios encubiertos de bancos y compañías de seguros… Este certamen no va a ganarlo, seguramente, el mejor relato, aquel que posea la mejor técnica estructural, el contenido filosófico más profundo o la forma más elaborada. El jurado encargado de elegir al ganador o ganadora no es demasiado fiable, ya que nuestra carencia de recursos económicos nos obligó a reclutar a ciertos personajes excesivamente bohemios aunque, eso sí, con un pasado poético glorioso… De acuerdo, tenéis razón, somos conscientes de que esta es una total y absoluta trasgresión a las reglas, pero qué le vamos a hacer.

No obstante, garantizamos (y así nos lo han prometido dos de ellos, a los que consideramos “serios”) varias lecturas –muy atentas todas siempre que estén sobrios- algo de análisis –poco- y, en la medida de lo posible, buen humor.

Nuestro más sincero agradecimiento a todos y cada uno de los concursantes por el tiempo, el talento y el esfuerzo que han dedicado a esta convocatoria (recuerden que esperamos seguir recibiendo más originales, así que anímense los rezagados). Cualquier comentario, réplica, alegato o maldición que tengan a bien dirigir respecto a nuestro trabajo será atendido, a partir del lunes, en este mismo faro (o foro) donde estaremos –como siempre– para servirles.

Ahora, con vuestro permiso, nos vamos a leer.

NUESTRO JURADO TRABAJA DURAMENTE

pirates420.jpg

Como puede verse en esta foto tomada anoche por nuestro colaborador gráfico, Agapito Zum, algunos miembros del Jurado que decidirá algún día quién será el ganador de nuestro Concurso de Relatos, intercambian opiniones sobre las diversas técnicas literarias empleadas por los escritores y escritoras participantes.