Esta misma tarde (hora de Chile), me he llevado una agradable sorpresa cuando revisaba mi correo electrónico. Unas breves y cariñosas letras del amigo tucuman –así, sin la tilde y en minúsculas como él prefiere escribirlo– venían acompañadas de un archivo que abrí pensando que se trataba de uno de esas graciosas y originales historietas que suelen circular por internet, y que se visionan como diapositivas. No sé cómo se les llama en el mundo cibernético, pero ya sabéis a qué me refiero…

Bueno, pues resulta que no era tal cosa, sino algo que a mí –lógicamente– me ha gustado mucho más, y también emocionado, porqué no confesarlo. En su breve pero jugoso texto, tucuman viene a decirme que tras leer el post del avatar, y pensando en el mío, que según él es “muy adecuado para un veterano lobo de mar como tú”, se ha permitido no obstante dibujarme otro similar pero algo más romántico y austral… y no para que lo cambie por el de la carabela, sino como un detalle de aprecio hacia este blog y de agradecimiento por haberle puesto un link al suyo.

Amigo tucuman, para mí esto es algo más que un detalle. Es un detallazo que me ha llegado al alma y que te agradezco de todo corazón. De verdad te lo digo.

Y ahora, con tu permiso, aquí lo dejo expuesto, ya que es mi deseo compartirlo con tod@s l@s amig@s de este Faro. Estoy seguro que sabrán apreciar, como yo lo hago, tu talento como dibujante y tu sensibilidad como persona.

Gracias de nuevo. Un fuerte abrazo para ti, artista!

 para-luis.jpg

Anuncios