El Rey de la Araucanía y la Patagonia

El Reino de la Araucanía y la Patagonia (también denominado Nueva Francia en algunas ocasiones) fue un intento de formar un reino en las tierras mapuches del sur de Chile y de la Argentina por el francés Orélie Antoine de Tounens y que obtuvo el apoyo de un grupo reducido de indígenas.

Este reino reclamaba las tierras de la Araucanía ubicadas al sur del río Biobío hasta el golfo Reloncaví, de acuerdo con las fronteras trazadas por el Parlamento de Quilín de 1641 entre la nación mapuche y España, abarcando parte de la actual región chilena del Biobío, toda la de La Araucanía y parte de la de Los Ríos, además de la parte oriental de la Patagonia, hoy parte de Argentina. Su capital fue ubicada en Perquenco. Nunca fue reconocido por estado alguno

Orélie Antoine de Tounens llega en 1858 al puerto de Coquimbo y después de pasar algún tiempo en Valparaíso y Santiago, se dirige a la zona de la Araucanía desde el puerto de Valdivia. Allí contacta con el lonco Quilapán, al que entusiasma con su idea de fundar un estado para el pueblo mapuche como forma de resistencia al ejército chileno, durante la época final de la Guerra de Arauco. Quilapán permite el ingreso de Tounens a sus tierras, cuyo paso estaba prohibido para los huincas (chilenos) y el 17 de noviembre de 1860 funda el Reino de la Araucanía y se proclama rey bajo el título de Orélie Antoine I. En los días siguientes, Tounens promulga la constitución del reino y el 20 de noviembre del mismo año, declara la anexión de la Patagonia, estableciendo como límites el río Biobío por el norte, el Océano Pacífico por el oeste, el Océano Atlántico por el este desde el río Negro hasta el estrecho de Magallanes, límite austral del Reino.

Tounens viaja a Valparaíso para dar a conocer su país al gobierno de Chile bajo la presidencia de Manuel Montt, el cual no reconoce a este nuevo estado. Después de regresar a la Araucanía, el gobierno chileno, ahora bajo el mando del nuevo presidente José Joaquín Pérez, ordena el arresto de Tounens por perturbación del orden público. Un criado lo entrega a orillas del río Malleco, en enero de 1862, siendo trasladado a Nacimiento y luego a Los Ángeles donde es recluido en un manicomio. El cónsul francés logra sacarlo de allí y lo repatria a Francia.

En Europa, Orélie Antoine I promociona su aventura y es apoyado por algunos empresarios para financiar un segundo viaje, realizado a finales de 1869. Sin embargo, durante estos años, el gobierno chileno había realizado maniobras de coerción en el territorio para incorporarlo a la República por lo que Tounens no fue recibido con el apoyo anterior, debiendo huir a Buenos Aires. Tras intentar dos nuevos ingresos en 1874 y 1876, muere el 17 de septiembre de 1878. Al morir sin herederos, uno de sus amigos, Gustave-Aquille Laviard se proclamó como sucesor y solicitó ayuda al presidente de los Estados Unidos, Grover Cleveland, para la liberación de su reino, que fue rechazada.

Desde entonces, se estableció un gobierno en el exilio en París no reconocido por ningún otro estado y que en la actualidad vende sellos postales, monedas y títulos de nobleza bajo la denominación del Reino de la Araucanía y la Patagonia. Su actual líder, Philippe Paul Alexandre Henry Boiry (bajo el título de “Príncipe Felipe”) ha tenido contactos con algunos líderes mapuches.

Jean D’Ovigny

Anuncios

11 comentarios sobre “El Rey de la Araucanía y la Patagonia

  1. Una bella historia de poder fáctico!mira que os gusta a los hombres limitar territorios y gobernar terrenos por los siglos de los siglos…por lo demás siempre es un aprendizaje leerte en cada puerto,un beso a mis fareros del alma 😉

  2. Desconocía por completo la existencia de este pintoresco personaje ¡es ciertamente increíble! No entiendo cómo no se ha llevado al cine su estrambótica vida y sus patagónicas aventuras… Intentaré documentarme al máximo sobre él, me ha encantado descubrirlo.

    Mi enhorabuena por tu interesante blog

  3. Bueno, bueno, querida Gorocca, no siempre fue así. ¿Qué me dices de doña Cleopatra, de Golda Maier, de Margaret Thatcher, de Agatha Christie o de Brigitte Bardot, eh..? 🙂

    Recibe un beso fáctico y territorialmente ilimitado de tus fareros del alma!

    PS. Si las fotos que tiene tu hermana en su casa-museo son las de Robert Frank, felicítala de mi parte por su exquisito gusto. Y como soy adivino, puedo ver que también tiene colgada alguna tuya.

  4. Estimado Hasselblad. Gracias por tu comentario sobre Frank, Cartier-Bresson y Cappa. Estoy absolutamente de acuerdo contigo, aunque ciertamente se podrían agregar más nombres.

    Sobre Su Majestad Orélie Antoine I, supongo que ya habrás buscado bibliografía en internet. Al parecer, Vivienne Barry –una joven cineasta chilena– hizo un corto sobre él, pero no he podido visualizarlo. En todo caso puedes navegar por el siguiente enlace, a ver si logras encontrarlo tú: ArtemiaFilms-VivienneBarry

    Un cordial saludo,

    Luis

  5. Tampoco conocía esta historia y quedo sorprendida, cuantos territorios nuestros serán promulgados “tierras de nunca jamás” por quizás que extranjero?, en todo caso y mirando el lado positivo, un poco de publicidad no nos hace nada mal.
    Gorokiña, mejor quedarse callados ante este farero que se nos tira con toda la artillería.

    Un abrazo.

  6. Si bien cierto también las chicas son guerreras pero menos no? Luis, aunque creo que todas lo que damos es guerra, mucha guerra 🙂

    Feliz fin de semana mis Queridas Majestades Los Reyes Fareros del Sur.

  7. Me recuerda a otros intentos por crear enclaves propios, unos bajo la forma monárquica y otros bajo una república. En los EEUU tambien tienen anécdotas de este tipo.
    En algunos casos han sido vanos intentos de lograr la “Utopía”, la ciudad perfecta. Crear algo de la nada, sin antecedentes. Generalmente tienden al fracaso. Si ni siquiera los nacionalismos regionales logran sus objetivos, aun teniendo una historia, personalidad propia, lengua y costumbres.
    Me gustan estas historias, de sueños reinventados, los “Deja vu” de la humanidad.

  8. Querida Binah. Tal vez sería interesante que nuestras amigas Gorocca y Pompas –especialmente– conociesen la fascinante historia de esa mujer chilena “guerrera” y “limitadora de territorios” que fue doña Catalina de los Ríos y Lísperguer, más conocida como La Quintrala… ¿Te atreves a contarla?
    Un fuerte abrazo, Luis.

    * * * * *

    Un muy oportuno e interesante apunte el tuyo, estimado bhauschildt. Efectivamente, si husmeamos un poco en ciertos libros de Historia podemos encontrar algunas historias similares a la del Reino de la Araucanía.

    Gracias por comentar.
    Un cordial saludo.

    PS. ¿Podrías enviarnos la URL de tu blog? Estaríamos encantados de visitarlo y enlazarte, si así lo deseas.

  9. Este hecho es ciertamente ocultado por la historiografia oficial chilena. Cuando se acusa a los españoles de haber sido represores con el pueblo mapuche, podríamos preguntarnos ¿la represión a este pueblo no fue mucho más feroz desde la independencia de Chile por las autoridades del nuevo Estado naciente? La guerra de Arauco se prolongó mucho más allá de la derrota de los realistas en Maipú, no?

  10. Buscando información de Orélie Antoine I en el internet, yo encontré este muy interesante escrito en su blog. Mi español escrito no es excelente, pero suficiente para enviar mi felicitación a Jean D’Ovigny por su magnifico post.

    Muchas gracias señor.
    Marcel Kauffman, Rennes (Francia)

  11. Estimado Marcel: Muchas gracias por enviarnos desde la bella ciudad de Rennes tu amable comentario… Jean d’Ovigny se sentirá muy feliz cuando lo lea.
    Tu español es muy bueno, e igualmente interesante es el excelente blog que ya he tenido ocasión de leer a pesar de mi pobre francés.

    Un cordial saludo desde Chile,
    Luis Irles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s