El Reino de la Araucanía y la Patagonia (también denominado Nueva Francia en algunas ocasiones) fue un intento de formar un reino en las tierras mapuches del sur de Chile y de la Argentina por el francés Orélie Antoine de Tounens y que obtuvo el apoyo de un grupo reducido de indígenas.

Este reino reclamaba las tierras de la Araucanía ubicadas al sur del río Biobío hasta el golfo Reloncaví, de acuerdo con las fronteras trazadas por el Parlamento de Quilín de 1641 entre la nación mapuche y España, abarcando parte de la actual región chilena del Biobío, toda la de La Araucanía y parte de la de Los Ríos, además de la parte oriental de la Patagonia, hoy parte de Argentina. Su capital fue ubicada en Perquenco. Nunca fue reconocido por estado alguno

Orélie Antoine de Tounens llega en 1858 al puerto de Coquimbo y después de pasar algún tiempo en Valparaíso y Santiago, se dirige a la zona de la Araucanía desde el puerto de Valdivia. Allí contacta con el lonco Quilapán, al que entusiasma con su idea de fundar un estado para el pueblo mapuche como forma de resistencia al ejército chileno, durante la época final de la Guerra de Arauco. Quilapán permite el ingreso de Tounens a sus tierras, cuyo paso estaba prohibido para los huincas (chilenos) y el 17 de noviembre de 1860 funda el Reino de la Araucanía y se proclama rey bajo el título de Orélie Antoine I. En los días siguientes, Tounens promulga la constitución del reino y el 20 de noviembre del mismo año, declara la anexión de la Patagonia, estableciendo como límites el río Biobío por el norte, el Océano Pacífico por el oeste, el Océano Atlántico por el este desde el río Negro hasta el estrecho de Magallanes, límite austral del Reino.

Tounens viaja a Valparaíso para dar a conocer su país al gobierno de Chile bajo la presidencia de Manuel Montt, el cual no reconoce a este nuevo estado. Después de regresar a la Araucanía, el gobierno chileno, ahora bajo el mando del nuevo presidente José Joaquín Pérez, ordena el arresto de Tounens por perturbación del orden público. Un criado lo entrega a orillas del río Malleco, en enero de 1862, siendo trasladado a Nacimiento y luego a Los Ángeles donde es recluido en un manicomio. El cónsul francés logra sacarlo de allí y lo repatria a Francia.

En Europa, Orélie Antoine I promociona su aventura y es apoyado por algunos empresarios para financiar un segundo viaje, realizado a finales de 1869. Sin embargo, durante estos años, el gobierno chileno había realizado maniobras de coerción en el territorio para incorporarlo a la República por lo que Tounens no fue recibido con el apoyo anterior, debiendo huir a Buenos Aires. Tras intentar dos nuevos ingresos en 1874 y 1876, muere el 17 de septiembre de 1878. Al morir sin herederos, uno de sus amigos, Gustave-Aquille Laviard se proclamó como sucesor y solicitó ayuda al presidente de los Estados Unidos, Grover Cleveland, para la liberación de su reino, que fue rechazada.

Desde entonces, se estableció un gobierno en el exilio en París no reconocido por ningún otro estado y que en la actualidad vende sellos postales, monedas y títulos de nobleza bajo la denominación del Reino de la Araucanía y la Patagonia. Su actual líder, Philippe Paul Alexandre Henry Boiry (bajo el título de “Príncipe Felipe”) ha tenido contactos con algunos líderes mapuches.

Jean D’Ovigny