Miguel Hernández, el hombre y el poeta

migueldepieRecordar a Miguel Hernández que desapareció en la oscuridad y recordarlo a plena luz, es un deber de España, un deber de amor. Pocos poetas tan generosos y luminosos como el muchachón de Orihuela cuya estatua se levantará algún día entre los azahares de su dormida tierra. No tenía Miguel la luz cenital del Sur como los poetas rectilíneos de Andalucía sino una luz de tierra, de mañana pedregosa, luz espesa de panal despertando. Con esta materia dura como el oro, viva como la sangre, trazó su poesía duradera. ¡Y éste fue el hombre que aquel momento de España desterró a la sombra! ¡Nos toca ahora y siempre sacarlo de su cárcel mortal, iluminarlo con su valentía y su martirio, enseñarlo como ejemplo de corazón purísimo! ¡Darle la luz! ¡Dársela a golpes de recuerdo, a paletadas de claridad que lo revelen, arcángel de una gloria terrestre que cayó en la noche armado con la espada de la luz!

Pablo Neruda

ANTE EL CENTENARIO DE SU NACIMIENTO

A pocos meses de conmemorarse el Centenario del nacimiento de Miguel Hernández (30 de octubre de 2010), son muchos los actos que se están organizando –tanto en España como en otros países del mundo– para elaborar una programación coherente y unitaria en los diversos campos culturales como el editorial, escénico, musical, artístico, etc. Cabe destacar la importancia del acuerdo adoptado unánimamente por el Congreso de los Diputados declarando el año 2010 como el Año Hernandiano. Una de las actividades cuya preparación se encuentra más avanzada –según podemos leer en la revista Silbos, que edita la Asociación de Amigos de Miguel Hernández– es el III Congreso Internacional sobre el poeta de Orihuela, que se celebrará precisamente en su ciudad natal, así como en las de Elche y Alicante. En este Congreso participarán prestigiosos especialistas hernandianos, pertenecientes a universidades de España, Francia, Estados Unidos, Puerto Rico, Cuba y México.

miguel.fotoPocos hombres se volcaron tan íntegra y apasionadamente en su creación lírica como Miguel Hernández. Su verbo cálido y enterizo va marcado con el sello imborrable de la sinceridad. Tal es su estilo humano y poético. Su actuación cotidiana, social o política, la llevaba a cabo con tal hombría y sin reservas como su quehacer artístico. Es la actitud radical de quien pudo decir en endecasílabos genialmente acuñados: “porque yo empuño el alma cuando canto” y “la lengua en corazón tengo bañada”. Todo el hombre íntegro e ingenuo, entusiasta y apasionado, profundo e intenso, se ha disparado de tal modo en la resonancia metálica de su palabra poética que aún lo tenemos ahí palpitando en el misterio de sus versos vigorosos y sangrantes.

Lejos de la ilustrada distinción orteguiana: “Vida es una cosa, poesía es otra … No las mezclemos”, la creación lírica es para él proyección artística de las más hondas preocupaciones humanas. Precisamente es lo personal, “lo más humano de lo humano”, el venero de su más conmovedora poesía. Su biografía, agitada y trágica, queda esculpida en poemas prodigiosos. El amor, la generación y maternidad, la esposa, son los más excelsos temas líricos. La guerra con sus heridos, sangre, muerte, soledad, hambre, inspira poemas impresionantes. El ronco tren maternal que “avanza como un largo desaliento” cargado de moribundos, dolor y sudor, empaña su verso, muy alejado de todas las purezas artificiales, pero en el que orean aires limpios de autenticidad y vibración cordial, viril y sin mixtificaciones.

Exactamente por todo ello Miguel Hernández tiene un extraordinario mensaje lírico y humano. Es capaz de levantar oleadas de entusiasmo, lo sentimos muy cerca de nosotros. A la distancia de ya algunas décadas su sensibilidad artística sigue siendo la nuestra y su poesía respira esa hombría y sinceridad que impregna toda su creación y que embriaga a todo ser humano de espíritu joven, limpio y sensible.

Anuncios

10 comentarios sobre “Miguel Hernández, el hombre y el poeta

  1. Los poetas somos viento del pueblo: nacemos para pasar soplados a través de sus poros y conducir sus ojos y sus sentimientos hacia las cumbres más hermosas. Hoy, este hoy de pasión, de vida, de muerte, nos empuja de un imponente modo a ti, a mí, a varios, hacia el pueblo. El pueblo espera a los poetas con la oreja y el alma tendidas al pie de cada siglo.

    Miguel Hernández

    Muchas gracias por recordar a uno de los poetas más puros que ha tenido España.

  2. Lo felicito por su entrañable homenaje al gran poeta de Orihuela, que cada día es reconocido como uno de los más grandes de la poesía contemporánea.
    También me ha emocionado el poema, desconocido hasta ahora para mí, que ha publicado en la sección ‘Poesía’ de su blog: “Besarse, mujer”

    Cordialmente,

    Alejandro Dubois

    Sucre (Bolivia)

  3. No soy muy versada en poesía, pero me admira francamente siempre este personaje-persona tan heroico, tan sincero, tan sufriente, tan íntegro e invariablemente perseguido por un sino trágico. Fascinante la vida del hombre que se transforma en sentimientos, a través de sus líneas.

  4. Releyendo a Miguel Hernández, al calor del aniversario que se aproxima, hallo en él toda una vida de amor, en la que se encontraba no sólo el de la mujer y la hija, sino un amor por las ideas que encarnaba en lo que entonces se llamaba el pueblo… ‘pueblo’ en el sentido de la construccion interna de un sistema de valores, de un concepto del mundo, de un sentido por el que va ese viento de la historia. Hoy ese tipo de ciudadanos apenas existen, o son residuales.

    Un día podría suceder –y espero que suceda– que sobre el ejemplo de este poeta maravilloso, de este hombre dúctil y sensible se pueda crear una nueva ética en nuestro país.

    Saludos desde Granada.

  5. Siempre me ha parecido que se cometía una injusticia con este poeta.Se estudia en los colegios, se regala a los novios y novias adolescentes y luego destacamos a poetas que nunca leemos o entendemos.

    Precisamente y contradiciendo a Ortega, Miguel Hernández es el perfecto ejemplo de la unión de la poesía y la vida y de cómo esto es posible.

    Saludos de un Hernandiano.

  6. Al margen de felicitarle por su excelente bitácora, me gustaría aclarar –respecto a la celebración del próximo Congreso Internacional sobre Miguel Hernández– que además de las instituciones de educación superior de los siete países citados en el post, es prácticamente seguro que también asista un prestigioso hispanista de la Universidad de Cambridge.

    Puede obtenerse más información en nuestro blog: http://pvcom.blogspot.com

    Reciba un cordial saludo.

  7. Ignacio, Alejandro, Chrieseli, Destilk, Jusamawi, Pvcom:

    Es muy reconfortante –y honroso para este blog– el saberse rodeado de personas que, como vosotros, amáis la poesía y a poetas como Miguel Hernández.

    Todos vuestros comentarios –que yo comparto plenamente– son inteligentes y aportan una visión sincera y apasionada sobre el autor de Viento del Pueblo, cuyo ejemplo y mensaje sigue siendo válido tanto ayer como hoy y mañana.

    Os agradezco profundamente vuestras letras.

    Un fuerte abrazo para todos.

  8. Lo primero, un agradecimiento; lo segundo, una invitación; lo tercero… un pedir disculpas. Lo cuarto un proyecto y lo quinto, un secreto. No sé si me cabrá todo aquí.
    El agradecimiento es hacia sus padres, Luís, por haberle hecho nacer. A la vida, por haberle dado los suficientes desafíos para que haya llegado a ser como es. A Internet, por posibilitar que su blog haya llegado hasta cada uno de nosotros. A usted, por haberlo creado y por haber puesto en él un enlace a nuestro blog de Amigos Escritores, desde donde invitamos a todo el Mundo a participar, durante este año 2009, en un homenaje a los fareros y a E.A. Poe, prosiguiendo su cuento inacabado “El Faro”. Somos sólo eso: amigos y escritores sin más pretensión que disfrutar de ambas cosas, de la amistad literaria y del placer de escribir.
    Mi petición de perdón es por mi tendencia a desorientarme por las avenidas físicas y las de las páginas web. No sabía dónde colgar este mensaje, pero creo que aquí queda bien, pues estamos valorando hacer durante el próximo año un homenaje literario a Miguel Hernández, ya se verá. Si así fuera, dense por invitados (ya les consideramos Amigos). Y ahora viene mi secreto: vi nacer a la primera sirena. Acérquense, se lo voy a contar en voz muy baja… no quiero que me escuche mucha gente, sólo las personas capaces de creer que hay otras dimensiones más allá de las 3D.

    “Shaxan, la dulce diosa creadora, cuyos ojos iluminan el interior de las cosas, jugaba una tarde a proyectar con sus largos dedos ondas sobre el mar.
    Las ondulaciones iban tomando forma de mujer: primero un abanico de cabellos, sobre un delicado rostro; después un maravilloso torso y una estrecha cintura…
    Se quedó mirando las líneas que se mantenían inmóviles sobre el mar, ahora embravecido.
    Decidió dar vida a aquellos rasgos y transmitir al nuevo ser todas sus cualidades femeninas, menos una: la capacidad de procrear, pues temió que aquella criatura, a la que puso como nombre “Sirena”, cautivara a los hombres con su irresistible belleza, robándoles la voluntad.
    Por ello a su cintura, unió una cola de pez de escamas multicolores y, al soplar sobre ella, la sirena abrió los ojos.
    Sonriendo con gratitud a la diosa, se deslizó dentro del agua, maravillándose con todo cuanto veía. Se sentía tan feliz que, sin saber cómo, empezó a cantar.
    Los tiburones se acercaron y la sirena, al verlos, sintió miedo, convirtiéndose- a sus ojos- en una estatua de coral.”

    Mara (Mª del Carmen Salgado Romera)

  9. Estimada María del Carmen: La verdad es que me faltan palabras para expresar mi agradecimiento por sus gentiles ‘piropos’, y también para dejar aquí constancia de lo mucho que me ha gustado su bellísimo relato. Seguramente ha infuido bastante –además de su calidad literaria– el hecho de que sea yo marino, que aparezca en él una sirena y que tenga al mar como escenario.

    Veo con satisfacción, por otra parte, que el blog “Amigos Escritores” tiene una gran acogida entre numerosísimos amantes de la literatura, gracias a iniciativas como la de completar el relato El Faro, de Poe. La que anuncian sobre Miguel Hernández la considero igualmente interesante. Mi enhorabuena por ello.

    Creo que no es necesario recordarle, nuevamente, que cuentan con el apoyo de este Faro para difundir cualquiera de los proyectos culturales que tengan previstos llevar a cabo.

    Reciba un cordial y atento saludo,
    Luis Irles

  10. Estimada Mª del Carmen:

    Me he permitido publicar su bellísimo relato en nuestra sección de “CUENTOS”, con el título de “La primera sirena”. Me gustaría que me hiciese llegar sus comentarios sobre si le ha gustado y cómo ha quedado. En caso contrario, procedería a modificarlo de acuerdo a sus indicaciones.

    Un afactuoso saludo,

    Luis Irles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s