Ira Cohen en 1979. Fotografía de Gerard Malanga.

De 1923 a 1956, Tánger fue una zona internacional gobernada por Francia, España y Reino Unido. Conocida como la Interzone, su bien ganada fama de ser una ciudad cosmopolita que ofrecía una libertad absoluta, atrajo a decenas de artistas y escritores occidentales en los años 50 y 60.

Una de las figuras más prolíficas de Tánger –y al mismo tiempo de las menos conocidas– fue la del poeta, fotógrafo y artista estadounidense Ira Cohen (1935 – 2011), que vivió allí durante los años 60. Cohen publicó una revista literaria titulada Gnaoua, que en árabe significa exorcismo y que, posteriormente, influiría en la creación de uno de los festivales musicales y artísticos más importantes de Marruecos. En ella se publicaron escritos tempranos de William Burroughs y Brion Gysin, entre otros.

Posteriormente, Jimi Hendrix y otros muchos artistas fueron retratados en su “Mylar Images“. Al mismo tiempo, diseñaba espectaculares portadas de discos. Técnica y conceptualmente, Cohen integró en sus trabajos fotográficos sus experiencias chamánicas y tántricas, al igual que hizo con su obra como poeta, músico y cineasta, que comenzó a finales de los años 70. Varios trabajos suyos fueron presentados recientemente en el Art Basel 38 / Kunst + Film de John Armleder.

Sus imágenes, rebosantes de espontaneidad e ironía, se refieren no sólo al dadaísmo y su inconformismo, sino también al antiautoritarismo y la crítica social de la Generación Beat, que también rompió muchos tabúes y desarrolló nuevas formas de vida experimental. El trabajo de Cohen refleja estas influencias de una manera impresionante. Después de muchos años, la obra del artista neoyorquino –sobre todo la fotográfica– vuelve encuadrarse en sus parámetros habituales, sostenido por su cerrada defensa del trabajo artesanal frente a la labor de equipo que predomina en la actualidad. De este modo, Cohen siempre estuvo cerca de la verdad e impregnó sus imágenes de sinceridad, de tal forma que se convierten en la representación de una historia en la que no se pretende convencer a nadie de nada, en la que no se ha intentado sorprender, en la que los protagonistas son personas de carne y hueso que viven en ciudades anónimas.

En su trabajo aflora también una especie de ‘sentido del humor cósmico’, muy notorio en su libro underground  ‘The Hashish Cookbook’, una recopilación de recetas hash escritas bajo el seudónimo de Panama Rose (un tipo popular de marihuana), que fue publicado en 1967 por su propia editorial Gnaoua. Significativamente, una de sus portadas es visible en la carátula de LP de Bob Dylan ‘Bringing It All Back Home’.

“Tenía muchas cosas de Burroughs y de Ian Sommerville, sobre todo cuando hablaba de “La Máquina del Ensueño”, que él y Brion Gysin co-inventaron”, recuerda el escritor Barry Miles en sus memorias. En Marruecos, Cohen también produjo un disco de música de trance marroquí antes de trasladarse a Katmandú, donde vivió durante diez años y creó una colonia de artistas.

Innov Gnawa – [6] “Toura Toura” from remix-culture on Vimeo.

Anuncios