imagen-fija-5.gif

Luis Irles nació ayer, a las faldas de un castillo, en el “Vergel de España”. Por su profesión de Oficial de la Marina Mercante, surcó todos los mares y océanos del mundo. Por circunstancias familiares, residió en decenas de ciudades. Muchas de ellas cuajadas de belleza, de mitos y leyendas. De todas aprendió algo. A todas las amó con la misma pasión.

Músico frustrado, pero músico al fin, fue -y sigue siendo- un amante de la aventura, con muchas utopías pendientes de concretar.

Actualmente reside en Chile y presume -sin ostentación- de ser un hombre sumamente afortunado.

Su hermano Julio es, en cierta medida, el culpable de esta osada iniciativa.

Gracias por la visita.

LONTANANZA

farook.jpg

Desde este Faro del Fin del Mundo, quisiera alumbrar mis lejanos recuerdos alimentándolo con toda la energía que aún me queda, en este gastado cuerpo

No es tarea fácil poner en funcionamiento- nuevamente- esa olvidada y herrumbrosa maquinaria encastrada en pleno corazón del viejo faro.

Encender sus bujías- con las candelas al máximo- y abrir esa acerada oscuridad que se produce, al llegar el ocaso, en estas extremas latitudes del Pacífico Sur.

Volviendo la mirada hacia el nordeste trato de enfocar mis pensamientos para cruzar -cuando el lento girar del faro lo permita- esa densa barrera y, por unos instantes, reencontrarme con mis lejanos recuerdos…

Luis Irles