You are currently browsing the category archive for the ‘Ciencia’ category.

Las investigaciones de Thomas A. Steitz, Ada Yonath y Venkatraman Ramakrishnan, que fueron galardonados con el Premios Nobel de Química en 2009, han generado desde entonces un gran salto en la comprensión de la vida. Sus hallazgos abren posibilidades extraordinarias para la creación de una nueva generación de antibióticos que podrían combatir el desarrollo de las bacterias en nuestro cuerpo.

El Premio Nobel de Química Thomas A. Steitz (c), cuyas investigaciones han aportado claridad sobre la química de la unión de los antibióticos y los ribosomas y las mutaciones que provocan resistencias a estos fármacos, durante su intervención en un encuentro con periodistas, acompañado por el profesor del CSIC Enrique Gutiérrez-Puebla. EFE/Bernardo Rodriguez

El Premio Nobel de Química Thomas A. Steitz , cuyas investigaciones han aportado claridad sobre la química de la unión de los antibióticos y los ribosomas y las mutaciones que provocan resistencias a estos fármacos, durante su intervención en un encuentro con periodistas, acompañado por el profesor del CSIC Enrique Gutiérrez-Puebla. EFE/Bernardo Rodriguez

UN NOBEL POR ENTENDER LA VIDA.

No en vano, el profesor Måns Ehrenberg, miembro de la Real Academia Sueca de Ciencias, habría señalado en su discurso de presentación del Premio Nobel otorgado a estos investigadores en Estocolmo, “toda la vida del planeta tierra depende de la existencia de las proteínas. Las proteínas aceleran en el cuerpo humano las reacciones químicas esenciales para la vida, las controlan y nos permiten ver, oír, degustar, oler, sentir, experimentar, pensar y movernos y nos hacen menos sensibles al ataque de agentes patógenos”.

Recientemente, en un encuentro con medios promovidos por la Fundación BBVA, el premio nobel Thomas Steitz señaló que “el objetivo principal de la investigación era determinar la estructura atómica del ribosoma para descubrir cómo se produce la síntesis de proteínas”, el descubrimiento ha abierto nuevas posibilidades para la creación de una nueva generación de antibióticos ya que “el ribosoma funciona interrumpiendo los procesos antibacterianos”.

Steitz pasó por la capital de España con el objetivo de compartir experiencias y comparar el nivel en el que se encuentra cada país participando en el XXII Congreso Internacional de Cristalografía. Una reunión de alto nivel científico a la que asisten 2.800 personas de todo el mundo y dentro de la que se han proporcionado ayudas a alrededor de 170 estudiantes y profesores, de países considerados en vías de desarrollo.

COMBATIENDO LAS INFECCIONES.

ALEMANIA INFECCIÓN:MGB303 WERNIGERODE (ALEMANIA), 28/05/2011. Un empleado de un laboratorio comprueba muestras de bacteria "E. coli Enterohemorrágica" en una placa de Petri en el Instituto Robert Koch de Wernigerode (Alemania), hoy, sábado 28 de mayo de 2011. Las autoridades sanitarias alemanas informaron de que, con la muerte hoy de tres personas, son ya nueve los fallecidos por el brote de una variante de la bacteria "E. coli Enterohemorrágica", mientras que la cifra de afectados se mantiene en alrededor de mil. EFE/Matthias Bein

Un empleado de un laboratorio comprueba muestras de bacteria “E. coli Enterohemorrágica” en una placa de Petri en el Instituto Robert Koch de Wernigerode (Alemania). EFE/Matthias Bein

De acuerdo a las declaraciones de Patrick Sung, presidente del Departamento de Biofísica Molecular y Bioquímica y profesor de Radiología Terapéutica, a la Oficina de Relaciones Públicas y Comunicaciones de la Universidad de Yale, “las bacterias no sobreviven con un ribosoma que funcione”, por ello “los estudios de Steitz liderarán los tratamientos más eficaces de infecciones bacteriales vía el diseño de nuevos antibióticos que tengan como blanco el ribosoma”.

Steitz quien anteriormente recibió premios como el George E. Palade en 2006 y el de la Universidad de Harvard en 2004, entre otros; fundó hace 10 años en New Haven, Estados Unidos la compañía farmacéutica Rib-X (www.rib-x.com), que tiene como objetivo principal el desarrollo de una nueva generación de antibióticos para el cuidado de pacientes con infecciones graves. Aunque inicialmente están enfocando su trabajo en la lucha contra la tuberculosis.

“Tenemos la información y esto debería permitir el diseño de antibióticos contra la tuberculosis”, afirma Thomas Steitz. Sin embargo, Rib-X Pharmaceutical aún no ha iniciado la fabricación de este antibiótico. Para poder pasar a la etapa de desarrollo del fármaco, el Nóbel en química señala que están “en búsqueda de un socio capitalista”. Aunque asevera que “es muy difícil ganar dinero con antibióticos para la tuberculosis”.

La dificultad para concluir este proceso, concluye Steitz, “es que los antibióticos curan y las empresas farmacéuticas no quieren que la gente se cure. Este es el principal problema para llegar al tercer nivel”.

ANTIBIOTICOS UNIVERSALES.

“Nos resulta muy difícil encontrar una farmacéutica que quiera trabajar con nosotros, porque para estas empresas vender antibióticos en países como Sudáfrica no genera apenas dinero y prefieren invertir en medicamentos para toda la vida”, ha lamentado el experto.

Pero, a raíz de este descubrimiento, ¿podríamos hablar de una nueva generación de antibióticos que combatan definitivamente las bacterias? No, señala T. Steitz, “las bacterias cambian constantemente, evolucionan y seleccionan bacterias mutantes que puedan ir contra el antibiótico. Lo que sí se puede hacer es ralentizar este proceso”. De hecho, comenta el premio nobel que “el principal factor que incide en el desarrollo de cepas resistentes a un antibiótico concreto es el uso incorrecto del fármaco”.

Sin lugar a dudas, en la búsqueda de la salud humana, “es importante entender la complejidad de nuestro cuerpo. Por ello, es fundamental apoyar al desarrollo de la ciencia” asevera Martín M. Ripoll, vice-presidente del XXII Congreso Internacional de Cristalografía.

“Los países ricos, son ricos porque han dedicado mucho dinero a la investigación. España, por su parte, ha dedicado poco dinero a la investigación. España necesita triplicar o cuatriplicar este dinero para ponernos al nivel. Aunque en materia de cristalografía podemos decir que España está al nivel de muchos países del entorno”, añade Enrique Gutierrez-Puebla presidente del Congreso.

“La investigación básica permite el conocimiento del mundo y conduce al desarrollo de consecuencias prácticas, pero para lograrla necesita financiación”, remató Thomas Steitz.

DIANA BERNAOLA
EFE – Reportajes

El Centro Europeo para la Investigación Nuclear (CERN) –el mayor laboratorio de investigación en física de partículas del mundo– anunció ayer que el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) reiniciará próximamente sus operaciones después de dos años de mantenimiento y actualizaciones.

548c2de072139e711d8b45a0

El primer rayo de protones será disparado a  principios de abril, y será seguido por un rayo contrario. La energía inicial fue de 450 Gev, y en las siguientes semanas se llevarán a cabo una serie de pruebas para verificar la integridad de todos los sistemas, posteriormente la energía sera elevada a los niveles experimentales.

Hace dos años Gran Colisionador de Hadrones (LHC), –ubicado en la localidad de Meyrin, Suiza– fue parado para un reacondicionamiento técnico. Esta semana ha sido reactivado y está listo para su segundo ciclo de tres años. Su anterior etapa culminó con el histórico hallazgo del bosón de Higgs. En esta nueva fase, los científicos esperan ubicar microagujeros negros que no solo podrán revelar universos paralelos, sino también poner en duda la famosa teoría del Big Bang.

El descubrimiento de dichos microagujeros a cierto nivel de energía es un paso adelante para probar la teoría de ‘la gravedad arco iris’, según la cual nunca ha existido nada parecido a un punto determinado del comienzo del universo, y que, en realidad, el universo se mueve hacia atrás en el tiempo de manera indefinida. La teoría de ‘gravedad arco iris’ –que en cierta medida busca conciliar la teoría general de la relatividad de Einstein y la mecánica cuántica– se basa en la suposición de que el efecto de la gravedad sobre el cosmos puede sentirse de forma diferente en relación a la longitud de las ondas de luz.

A lo largo de varios días, el LHC producirá colisiones a 13 teralectronvoltios (TeV), una energía jamás alcanzada por ningún acelerador en el pasado. Con este nuevo nivel de energía, el LHC abrirá nuevos horizontes de la física y de futuros descubrimientos”, dice el director general del CERN, Rolf Heuer, en el comunicado.

548c47f372139e5d1b8b45de

“La consecuencia de funcionar a una energía mayor es que aumenta el potencial de hacer un descubrimiento, de encontrar nuevas partículas más pesadas que las que se producían cuando la máquina tenía 7 u 8 TeV. Porque cada nueva partícula que descubramos, puede abrir la puerta hacia el universo oscuro”, puntualizó Heuer, aunque advirtió que llevará muchos años obtener los resultados. Encontrar partículas nuevas con una masa mayor que el bosón de Higgs supondría entrar en el 95% del cosmos del que aún la humanidad no sabe nada, según los expertos.

Las actualizaciones, que requirieron desde conectar cerca de 10.000 conexiones entre magnetos, darle más potencia a los sistemas de vacío, criogenia hasta nuevos aislamientos, han aumentado la capacidad de energía a 13 TeV –poco más del doble de la potencia original–, y el tiempo entre colisiones fue reducido en un 50%, de 50 a 25 nanosegundos.

La temporada pasada el LHC se centró en la búsqueda del bosón de Higgs, pero esta vez los experimentos van con todo sobre la física más allá del modelo estándar, desde materia oscura y antimateria hasta supersimetría y otras teorías del todo. No sabemos que nuevos descubrimientos le esperan al LHC, pero el primer paso en la nueva era de la física de altas energías ya se ha dado. De nuevo, será cuestión de esperar.

Web oficial del CERN

ldefthumb

El objeto cilíndrico que ven en la foto de arriba es, en realidad, una estructura del tamaño de un autobús escolar que fue desplegada por la NASA en el espacio exterior en 1984 y estuvo orbitando la Tierra durante cinco años y medio. Este artefacto –bautizado con el nombre de LDEF (Long Duration Exposure Facility)– no tenía otra misión que la de flotar en el cosmos y recoger datos sobre su exposición al peligroso entorno espacial, incluyendo los micrometeoritos y su efecto en la degradación de diversos materiales y sistemas de satélite (energía, propulsión, óptica…). Portaba 57 experimentos montados en 86 bandejas, con la participación de más de 200 investigadores de 33 compañías privadas, 21 universidades, 7 centros de la NASA, 9 laboratorios del Departamento de Defensa y 8 países extranjeros.

Para mí, y a pesar de que fue simplemente un humilde satélite de los tantos que giran sobre nuestras cabezas, LDEF demostró ser, ante todo, una auténtica obra de arte. Especialmente por las deslumbrantes bandejas que cubrían cada centímetro cuadrado de su superficie, (que inevitablemente recuerda la abstracción de ciertos pintores vanguardistas), por ese minimalismo cuadriculado que suele darse en el diseño gráfico o en la arquitectur utópica y por las formas y texturas de la superficie, tan propias de las películas de ciencia ficción. A esto habría que añadir la sutil paleta de colores, que salpican aquí y allá la involuntaria y casi accidental belleza de LDEF, incluso después de haber sido maltratada durante sus 32.422 órbitas a la Tierra.

Las imágenes siguientes pertenecen a cada una de las secciones individuales del exterior del LDEF, tal como fueron fotografiados en 1990, tras ser rescatado por el transbordador Columbia durante la misión STS-32.

ldef1

ldef2

ldef3

ldef4

ldef5

ldef6

ldef7

ldef8

ldef9

ldef10

ldef11

ldef12

ldef13

ldef15

ldef14

ldef16

ldef17

ldef18

Precioso, ¿verdad?

Ahora, imagínense todo ese esplendor visual, esa impresionante exposición artística sideral, montada sobre una superficie cilíndrica de casi diez metros y viajando en silencio a 275 millas náuticas por encima de la Tierra…

ldeffloat
Espero que hayan disfrutado de estas maravillosas fotografías tanto como yo. Ah, y si desean saber más acerca de esta misión, de la nave, o de los resultados de este experimento, pueden ver la página de la NASA aquí.

cambio-climatico-oso-polar1

Es innegable que la Tierra está calentándose. Lo que hay que hacer ahora es trazar un límite. El número más importante en la Tierra es, casi con seguridad, el 450. Y casi con la misma seguridad puede decirse que no es una cifra que tenga mucho significado para la mayoría de los políticos. Al menos, no por ahora.

Cualquiera que no tenga una seria manía ideológica sabe ya, a estas alturas, que el calentamiento global es un problema cada vez más cercano. Incluso en Estados Unidos, por fin, empiezan a borrarse los efectos de 20 años de desinformación por parte del sector energético: los huracanes Katrina y Gore y el avanzado deshielo del Ártico disiparon la mayor parte de las dudas. Pero son muchos menos los que se hacen cargo de la auténtica magnitud del problema y de la velocidad a la que puede echársenos encima.

Para explicarlo brevemente: antes de la Revolución Industrial, la concentración atmosférica de dióxido de carbono era de casi 280 partes por millón. El CO2, por su estructura molecular, regula la cantidad de energía solar que se queda atrapada en el fino envoltorio de nuestra atmósfera. Marte, que tiene muy poco, es un planeta frío; Venus, que tiene mucho, es un infierno. Nosotros estábamos en el lugar ideal, que permitió que la civilización humana se desarrollase. Sin embargo, a medida que quemábamos carbón, gas y petróleo, el dióxido de carbono extra producido por esa combustión empezó a acumularse en la atmósfera. A finales de los 50, cuando empezó a medirse, tenía unas concentraciones atmosféricas ya superiores a las 315 partes por millón.Ahora, esa cifra es de 380 partes por millón, y crece cada vez con más rapidez: desde hace unos años, añadimos alrededor de 2 partes por millón anuales. Y, como era de prever, la temperatura ha empezado a aumentar.

240 Hace 20 años, cuando la opinión pública empezó a ser consciente del calentamiento global, nadie sabía exactamente cuánto dióxido de carbono era demasiado. Los primeros modelos climáticos elaborados por ordenador predijeron lo que podía ocurrir si se duplicaba el volumen de CO2 en la atmósfera, hasta 550 partes por millón. Pero en los últimos años, los especialistas se han mostrado inclinados a colocar el límite de peligro alrededor de las 450 partes por millón. Ése es el punto en el que el climatólogo más destacado de Estados Unidos, James Hansen, de la NASA, ha dicho que tenemos que detenernos si queremos evitar que la temperatura aumente más de dos grados Celsius. ¿Por qué es un número mágico el de dos grados? Porque, por lo que sabemos, ése es el punto en el que el deshielo de las capas de la Antártida y Groenlandia sería rápido e irrevocable. Sólo el hielo que cubre Groenlandia haría que el nivel del mar subiera unos siete metros, más que suficiente para cambiar la Tierra de forma casi irreconocible.

Hasta ahora, los esfuerzos diplomáticos para tomar medidas enérgicas sobre el cambio climático se han visto obstruidos por un par de factores. Uno, la intransigencia de varios países –entre ellos los Estados Unidos– donde el 5% de la población mundial produce la cuarta parte del dióxido de carbono del planeta. Incluso suponiendo que el próximo presidente se decida a emprender un nuevo rumbo, las negociaciones internacionales que entonces puedan reanudarse seguirán entorpecidas por falta de un objetivo real y comprensible. En el Tratado de Kioto era tan importante el proceso como el resultado, puesto que se trataba de empezar a construir la infraestructura para un sistema internacional de controles del carbono. Pero aún no se daban las condiciones para fijar un objetivo real, urgente y definitivo.

Ahora ya ha llegado el momento. En vez de vagas promesas, lo que necesitamos son cifras. Será muy difícil parar en el límite de 450 partes por millón; hará falta un cambio tecnológico y social a gran escala, con las inversiones de capital económico y político que implica una transformación de ese tipo.

Y aunque consigamos aunar la voluntad política, eso no resolverá el problema: la Tierra seguirá calentándose, con consecuencias muy graves, por no decir catastróficas. Ahora bien, sin un objetivo tan fácil de vigilar como la media del Dow Jones o el volumen del PIB, las posibilidades de progresar de manera clara y centrada son casi nulas. En el futuro será fácil identificar a los hombres y mujeres de Estado: serán los que lleven una pequeña insignia que diga “450” en la solapa. En cierto sentido, ése es quizá el único número que importa.

Bill McKibben

El profesor McKibben es autor del libro “Deep Economy” (Times Books, Nueva York).


Dos años después de crear su primera y sorprendente escala del Universo, los jovencísimos hermanos Cary y Michael Huang han perfeccionado y llevado a cabo un fantástico trabajo para visualizar la inmensidad del cosmos. Una vez más, han logrado mostrarnos –mediante un impresionante zoom interactivo que el lector puede manejar a su antojo– las magnitudes de todo lo que existe en nuestro universo visible, desde las partículas más pequeñas conocidas hasta ahora por el hombre hasta el tamaño inimaginable de objetos que existen fuera de nuestra galaxia.

A diferencia de la visualización que se dio a conocer hace un par de años, en esta versión se puede hacer click con el mouse sobre la letra Q (ubicada en la parte superior derecha) y después sobre cada objeto (hay cientos de ellos) obteniendo así una explicación detallada de los mismos. Vale la pena verlo.

Haga click sobre la imagen –o aquí— para una visualización interactiva

San Agustín, Sir Walter Scott, Leon Tolstoi o Charles Dickens escribieron en detalle sobre “ese extraño sentimiento que nos hace recordar caprichosamente una escena que sucedió antes, de la cual la que está ocurriendo en el momento no parece ser más que un eco o un duplicado”, en palabras del poeta Nathaniel Hawthorne.

Este fenómeno y los sentimientos de extrañeza, euforia o melancolía que conlleva han provocado el interés de novelistas, poetas y clarividentes de todo tipo y condición.  Sin embargo, salvo un breve periodo a finales del siglo XIX, el “deja vu” (“ya visto” o “ya experimentado”, en francés) ha sido ignorado por la mayoría de los científicos, que ya entonces lo consideraron interesante pero insoluble. En este contexto, un nuevo libro aborda de nuevo el estudio de un fenómeno que, según indica, dos terceras partes de los adultos han experimentado al menos una vez. Se trata de “La experiencia del deja vu: ensayos en psicología cognitiva”, de Alan S. Brown, profesor de psicología en la Southern Methodist University, en Dallas (Texas).

Brown indica que, hasta la fecha, los científicos han ignorado el fenómeno o lo han encontrado “demasiado fantasmagórico” para su gusto. “Pero es real, y al llevarlo al laboratorio podemos comenzar a comprenderlo”, señala.

Según Brown, las teorías para explicar el “deja vu” pueden agruparse en cuatro grandes familias. En primer lugar está la hipótesis del “doble procesamiento”, según la cual la memoria tiene dos “canales” diferentes, uno para recuperar la información y otro de “familiaridad”. De acuerdo con esta premisa, el “deja vu” tiene lugar cuando se activa el canal de “familiaridad”, pero no el de recuperación de la información.

A la segunda categoría pertenecen las teorías puramente neurológicas, que se apoyan en el hecho de que los enfermos de epilepsia con frecuencia experimentan “deja vu” justo antes de sufrir uno de sus ataques. Los investigadores que siguen esta premisa también han encontrado que pueden provocar experiencias de “deja vu” cuando estimulan ciertas partes del cerebro con pequeñas descargas eléctricas.

En tercer lugar está el postulado que propone que el “deja vu” está provocado por algo que en realidad hemos visto o imaginado antes (en la vida real pero también en una película, un libro o incluso un sueño). Y así, un elemento que quizá pertenece a otro contexto pero que “se cuela” en el presente es suficiente para desatar la sensación.

Por último están las hipótesis de la “doble percepción” que, a grandes rasgos, creen que en nuestro proceso normal de percepción de la realidad a veces se produce una breve interrupción o lapsus que hace que algo aparezca como conocido cuando en realidad no lo es. Brown, junto con otros investigadores, está llevando a cabo experimentos que respalden esta última hipótesis y despejen algunas de las incógnitas que dejan atónitos a los expertos.

Se sabe, por ejemplo, aunque se desconoce la causa, que las personas de tendencia progresista lo experimentan con más frecuencia que los conservadores; que disminuye con la edad o que suele suceder en entornos ordinarios, no en circunstancias excepcionales, y cuando uno está cansado. Los que tienen títulos universitarios o educación avanzada lo experimentan más a menudo, aunque quizás esto se deba a que se han topado con Marcel Proust o la película Groundhog Day (también conocida como Hechizo del tiempo o El día de la marmota, protagonizada por Bill Murray).

Brown reconoce que tiene una ingente labor por delante y que probablemente se trate de cinco o seis fenómenos motivados por causas diferentes. “Es como la exploración espacial, no estamos seguros de lo que vamos a encontrar”, señala el científico. De modo que el “deja vu” continúa siendo, hoy por hoy, lo mismo que un siglo atrás: interesante pero insoluble.

Fuente: hispamp3.com
El profesor Martinus J. G. Veltman –nacido en 1931 en Holanda– se doctoró en Física por la Universidad de Utrecht en 1963, donde impartió clases de 1966 a 1981, años en los que trabajó con su alumno Gerardus Hooft en los estudios de teoría física, obteniendo el Premio Nobel de Física en 1999 “por aclarar la estructura cuántica de la interacción electrodébil”. En 1981 ingresó como profesor en la Universidad de Ann Arbor, de Michigan, y actualmente está retirado. Entre los premios recibidos, destaca el galardón obtenido en 1993 de la Sociedad Europea de Física por su trabajo de renormalización de las teorías “gauge”.

El profesor Martinus J. G. Veltman –nacido en 1931 en Holanda– se doctoró en Física por la Universidad de Utrecht en 1963, donde impartió clases de 1966 a 1981, años en los que trabajó con su alumno Gerardus Hooft en los estudios de intrincadas teorías científicas, obteniendo el Premio Nobel de Física en 1999 “por aclarar la estructura cuántica de la interacción electrodébil”. En 1981 ingresó como profesor en la Universidad de Ann Arbor, de Michigan, y actualmente está retirado. Entre los premios recibidos, destaca el galardón obtenido en 1993 de la Sociedad Europea de Física por su trabajo de renormalización de las teorías “gauge”.

veltman.460Dr. Martinus J. G. Veltman

En física, una teoría de campo gauge (o teoría de gauge) es –según podemos leer en Wikipedia– un tipo de teoría cuántica de campos que se basa en el hecho de que la interacción entre fermiones puede ser vista como el resultado de introducir transformaciones “locales” pertenecientes al grupo de simetría interna en el que se base la teoría gauge. Las teorías de gauge se discuten generalmente en el lenguaje matemático de la geometría diferencial e involucran el uso de transformaciones de gauge. Este campo, denominado de Yang-Mills, describe la interacción física entre diferentes campos fermiónicos. Por ejemplo el campo electromagnético es un campo de gauge que describe el modo de interactuar de fermiones dotados con carga eléctrica. Sencilla y clara teoría, ¿no es cierto?

A sus 78 años, Martinus J. G. Veltman vive retirado en su país natal, aunque no ha dejado de trabajar en lo que más le apasiona, la Física de Partículas. Desde 1981 hasta su jubilación, Veltman fue profesor en la Universidad de Michigan, puesto que compaginó con una cátedra especial en la Universidad Autónoma de Madrid. “A los 17 años comencé a interesarme por la electricidad, y siempre me interesaron cuestiones fundamentales como la gravedad. Sin embargo, fue mucho más tarde, en 1957, cuando conocí la Física de Partículas y decidí trabajar en ello”, declaró Veltman en una entrevista publicada hace unos años en España.

Cuando se le pregunta si la sociedad en general entiende sus trabajos, Veltman dice que es una pregunta muy difícil de responder: “La mayor parte de la gente sólo entiende una parte, aunque, por supuesto, depende de la persona. Sin embargo, he encontrado mucha gente interesada en estos temas porque quieren saber cómo se hizo este mundo… Muchos se sorprenderían al comprobar que son millones las personas que se interesan por los libros de divulgación científica. Un buen ejemplo es el éxito que han tenido los libros de Stephen Hawkins”. No obstante, Veltman considera que aún no existe una comprensión generalizada de los aspectos más especializados de la Ciencia pero tiene esperanzas en que “quizá algún día se nos entenderá”.

Conocido por su fuerte temperamento y su particular humor, a la pregunta de qué es lo que hace en su tiempo libre, Veltman responde: “¿Tiempo libre? ¿qué es el tiempo libre..?” Cuando Veltman realizó los trabajos que le hicieron ganar el Nobel trabajaba como profesor en la Universidad de Utrecht. Sin embargo, en 1981 decidió marcharse a Estados Unidos. A la preguntarle un periodista sobre si Holanda es un buen país para investigar, Vetman responde: ” Mi trabajo no depende de donde esté. A menudo he trabajado mucho mejor donde nadie se ha interesado por lo que estaba haciendo. No me gusta explicar las cosas cuando estoy investigando aunque reconozco que algunas veces resulta inevitable. No existe ni un sistema ni un país perfectos para trabajar. Lo peor que puede ocurrir en un país es que sólo puedas trabajar si tienes buenos contactos. Conozco situaciones donde es imprescindible tener buenos amigos no científicos, sino políticos. Estas situaciones son las que verdaderamente hieren de muerte a la investigación”.

La prestigiosa revista Science presenta los grandes misterios científicos no resueltos de nuestra época.

AAAS

¿De qué se compone el universo? ¿Cuáles son las bases biológicas de la conciencia? ¿Puede el mundo continuar sustentando el crecimiento de la población y del consumo?

Celebrando su 125º aniversario, la revista Science reflexionó sobre algunas de las más importantes preguntas científicas, todavía sin respuesta, y ha analizado 25 de ellas para observar más de cerca lo que sabemos y lo que no sabemos sobre nuestro universo.

Preguntas como éstas nos muestran cuánto ha avanzado la ciencia en la explicación del mundo natural, y también impulsan los descubrimientos futuros, escribe el autor y periodista Tom Siegfried en una introducción a la edición de Science del 1º de julio, publicada por la sociedad científica sin fines de lucro AAAS.

En la edición especial, los editores de Science han identificado 125 “grandes preguntas” que los científicos todavía no han contestado. Más que un inventario general, esta lista es una muestra significativa de las principales preguntas que se presentan actualmente a la ciencia. El equipo de noticias de Science asimismo se ha concentrado en 25 de estas preguntas en una colección especial de ensayos.

“Actualmente, las preguntas científicas más profundas abordan algunos de los más grandes fenómenos del cosmos, así como algunos de los más pequeños. Puede que nunca lleguemos a contestar totalmente algunas de esas preguntas, pero al intentarlo, nuestros conocimientos y la sociedad avanzarán”, dice Donald Kennedy, editor principal de Science.

“Al celebrar Science su 125º cumpleaños, nos hemos dado cuenta de que el análisis de los principales misterios de la ciencia también refleja sus grandes logros”, agrega.

edison.1.600

Fundada por Thomas A. Edison, Science debutó el 3 de julio de 1880, con 12 páginas de artículos sobre la posibilidad de ferrocarriles impulsados por electricidad, las últimas observaciones de la Pléyade y consejos a los profesores de ciencias sobre la importancia de estudiar el cerebro de los animales. Las ediciones de las décadas siguientes incluyeron artículos por Albert Einstein, Edwin Hubble, Louis Leakey y otras grandes mentes del pensamiento científico.

Con el transcurso del tiempo, la importancia de la cobertura de las ciencias y de las políticas científicas ha aumentado en la revista, según el editor de noticias de Science, Colin Norman.

“Los mundos de la investigación y las políticas científicas se han entrelazado, y cuando informamos sobre avances científicos, la distinción entre esos dos mundos es a menudo difusa. La sección de noticias de la revista es actualmente una sección para la totalidad de la ciencia, dirigida tanto a los científicos como a los encargados de formular políticas”, dice Norman.

Cuando Norman se incorporó a Science en 1981, él y sus colegas, basados casi todos en Washington D.C., escribían los artículos a máquina y enviaban las páginas terminadas al tipógrafo. Actualmente, los corresponsales de Science basados en todo el mundo envían sus artículos desde sus computadoras portátiles.

Para honrar el 125º aniversario de la revista, los editores de Science inicialmente tenían la intención de seleccionar sólo 25 preguntas que revelarían las brechas todavía existentes en nuestro conocimiento científico. Pero con la ayuda de la Junta Editorial Revisora y la Junta Editorial Principal, ellos compilaron más de 100 posibles preguntas que eran demasiado interesantes como para ser descartadas.

“Algunas de las preguntas eran naturales, simplemente fascinantes, a otras las elegimos basándonos en cuán fundamentales son – si el hecho de contestarlas contribuiría a ampliar el conocimiento en varias áreas de las ciencias. Algunas preguntas eran puntuales respecto a políticas sociales actuales, por ejemplo relativas al VIH o a los cambios climáticos”, dice Norman.

universo

Por último los editores seleccionaron 125 preguntas para su lista y se concentraron en 25 que ofrecían posibilidades de respuesta – o al menos las metodologías para intentar responderlas – en los próximos 25 años. Estas 25 preguntas incluyen:

  • ¿De qué está compuesto el universo? En las últimas décadas los cosmólogos han descubierto que la materia componente de las estrellas y las galaxias constituye menos del 5 por ciento de todo lo que existe. ¿Cuál es la naturaleza de la materia “negra” que compone el resto?
  • ¿Cuál es la base biológica de la conciencia? En contraste con lo que declaró René Descartes en el siglo XVII respecto a que la mente y el cuerpo son entidades totalmente separadas, un nuevo punto de vista es que todo lo que sucede en la mente se deriva de procesos en el cerebro. Pero los científicos están recién comenzando a desentrañar estos procesos.
  • ¿Por qué tienen los humanos tan pocos genes? Para gran sorpresa de los biólogos, una vez que se descubrió la secuencia del genoma humano a fines de la década de 1990, fue evidente que tenemos solamente alrededor de 25,000 genes – aproximadamente la misma cantidad que la planta Arabidopsis. Los detalles sobre la manera en que esos genes están regulados y cómo se expresan es una pregunta central en la biología.
  • ¿Cuánto mas puede extenderse la expectativa de vida humana? Los estudios sobre ratones, gusanos y hongos longevos han convencido a algunos científicos de que el envejecimiento humano puede hacerse más lento, tal vez permitiendo a muchos de nosotros vivir más de 100 años, pero otros piensan que la expectativa de vida es más o menos fija.
  • ¿Continuará Malthus equivocado? En 1798, Thomas Malthus argumentó que el crecimiento de la población humana sería inevitablemente controlado, por ejemplo por el hambre, la guerra o las enfermedades. Dos siglos más tarde, la población mundial se ha multiplicado por seis, sin las grandes catástrofes que Malthus predijo. ¿Podemos continuar evadiendo las catástrofes si adoptamos nuevos patrones de consumo y desarrollo?

La American Association for the Advancement of Science,  es la sociedad científica más grande del mundo, y publica la revista Science (www.sciencemag.org).

AAAS fue fundada en 1848, y presta servicio a unas 262 sociedades y academias de ciencia afiliadas, constituidas por 10 millones de individuos. Science tiene la mayor circulación paga de todas las revistas científicas del mundo, con un millón estimado total de lectores.

La sociedad sin fines de lucro AAAS (www.aaas.org) admite a toda persona y cumple su misión de “impulsar la ciencia y servir a la sociedad” por medio de iniciativas relacionadas con políticas científicas; programas internacionales; educación científica; y más. Para ver las últimas noticias sobre investigación, ingrese a EurekAlert!, www.eurekalert.org, el principal sitio de Internet de noticias científicas, un servicio de AAAS.


Cuando la prensa adorna los avances en ingeniería genética con referencias a replicantes o al doctor Moreau, los científicos sonríen, dudando incluso de la misma validez del término ingenieril, más mediático que científico. “No se parece a ninguna forma de ingeniería”, dice el científico Drew Endy, uno de los grandes nombres en el actual caldo de cultivo de la biología sintética.

5617445056_f4ddc27583_b

La biología sintética ha hibridado con una media naranja, la informática, para alumbrar uno de los fenómenos más curiosos e interesantes de los últimos años: los biohackers, biotecnólogos con el sueño prometeico de robar a la naturaleza el secreto de la vida y a los centros de investigación el poder para manejarla, crear organismos hasta en un garaje y que todo ello sea abierto, compartido y público; vida 2.0.

Todo comenzó con una humilde bacteria, el ser vivo al que más deben miles de científicos, y ello gracias a dos propiedades. Una, las bacterias pueden cambiarse genes grabados en un cassette –según el lenguaje de la época–, una cadena circular de ADN llamada plásmido. Dos, las bacterias trocean el ADN de sus parásitos utilizando unas tijeras moleculares llamadas enzimas de restricción, que cortan por una línea de puntos formada por secuencias específicas de ADN. Plásmidos y enzimas de restricción son la caja de herramientas básicas de la biotecnología, que permiten poner, quitar, cambiar o guardar genes. Después llegarían las librerías de genes y las máquinas sintetizadoras de ADN, pero la bacteria intestinal Escherichia coli continúa siendo el obrero biológico imprescindible. Con estas técnicas, la biología pasó de descubrir a inventar, produciendo desde tomates transgénicos a vacunas.

probetas

Pero la biología sintética no se conforma con tunear los elementos naturales. No quiere inventar, sino crear; romper el código natural y recrearlo, el primer escalón del biohacker. En este empeño surge un nombre, el del magnate de la ciencia J. Craig Venter. En 2003, Venter construyó el primer genoma sintético de un virus. En 2008 culminó un logro más ambicioso, un cromosoma artificial de una bacteria. Ha prometido que en este año conseguirá animar una célula zombi con este ADN de laboratorio para crear el primer robot celular, abriendo la puerta a organismos 100% diseñados para producir combustibles o devorar contaminantes.

Plásmidos y enzimas de restricción son la caja de herramientas básicas de la biotecnología Pero ejemplos como el de Venter muestran que, lejos de la ingeniería, la biología sintética aún es puramente artesanal. Tom Knight, un veterano de la erupción tecnológica del Silicon Valley reconvertido a la genética en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, quiere reemplazar esta alquimia por una tecnología que permita a los biohackers armar sus creaciones como quien une bloques de código para confeccionar un programa informático. Knight impulsó el concepto de BioBricks (bioladrillos), piezas estandarizadas de ADN que producen proteínas concretas y que se combinan entre sí como en un juego de construcción para customizar una bacteria capaz de emitir luz o detectar arsénico en el agua. Knight anticipa una revolución: “Es la tecnología que va a dirigir el nuevo siglo”.

Para Rettberg, la pregunta es: “¿Pueden construirse sistemas biológicos simples con piezas estándar intercambiables, y operar en células vivas?”  ¿Y en el futuro? “Cualquier cosa que se nos ocurra es posible”, dice. Lo anterior puede sonar inquietante si lo que imaginan algunos no busca precisamente el beneficio de la humanidad. Y más aún si ocurre fuera de la relativa mansedumbre de los centros de investigación, como pretende la corriente más audaz de los biohackers, aquellos que quieren sacar la biología sintética de la academia y llevarla al garaje, como en su día hicieron los Gates, Wozniak o Jobs con la tecnología informática.

Muchos no dudan de que ocurrirá, y alertan sobre los riesgos. El experto en bioseguridad Markus Schmidt es tajante: el momento para el debate es ahora. De lo contrario, advierte, “no podremos regresar y cerrar la caja de Pandora”. «El mundo va a ser más complejo»

Fuente: Público.es

Muchas personas se toman en serio la existencia de los signos del Zodiaco -como una forma de “influencia astral” en sus vidas desde el momento en que nacen, pero pocos conocen la existencia de una constelación por la que el Sol transita y que es la número 13 de la franja del cielo llamada Zodiaco:  se trata de Ofiuco u Ophiocus


ophiocus-3

De acuerdo con la Sociedad Astronómica Urania,  del estado de Morelos, esta constelación no fue tomada en cuenta desde la antigüedad debido -probablemente- a que a lo largo del año tienen lugar 12 lunas llenas (en las que se divide la duración del año) o,  al hecho de que en las divisiones originales de las constelaciones zodiacales no se incluían a las estrellas de  Ofiuco.

Éste representa -en la mitología griega- al hijo de Apolo Asclepio, capaz de sanar a cualquier persona.Por esa razón fue colocado en el cielo rodeado por una serpiente, símbolo de la vida renovada ( el cual se emplea como tal en la medicina).

El Sol, al  entrar en la constelación de Ofiuco transitará desde el 30 de noviembre al 17 de diciembre, hecho que -a decir de la sociedad astronómica-  no fue tomado en cuenta por quienes se hacian llamar astrólogos.

Siguiendo el razonamiento de los astrólogos, aquellos que nacieron dentro de este margen de días, deberían ser ofiucos, sin embargo no lo saben, porque  los supuestos astrólogos no se toman la molestia de observar el cielo, para ver la posición del Sol entre las constelaciones del Zodiaco.  Ante estos hechos, es difícil que los que promueven esta pseudociencia puedan predecir el futuro.

De astrólogos y astrónomos

Los astrólogos fueron sustituidos por los astrónomos durante el Renacimiento cuando se descubrieron las leyes que gobernaban a los astros y la inexistencia de influencias misteriosas provenientes de planetas o constelaciones zodiacales. Desde esta perspectiva, el único fin- según la Sociedad Astronómica– de los modernos astrólogos es el lucrar con la credulidad de la mayoría de los creyentes de esta pseudociencia, que buscan encontrar una certeza dentro de nuestra convulsionada sociedad.

Si los astrólogos no toman en cuenta a Ofiuco para confeccionar los horóscopos, ¿cuántas omisiones más estarán cometiendo?, se preguntan los astrónomos aficionados y responden:  la precesión de los equinoccios, la existencia de nuevos planetoides más allá de Plutón, o, la degradación misma de este cuerpo como planeta, etcétera.

Las constelaciones con formas de toro, escorpión o libra son sólo invenciones humanas porque así les pareció a los pueblos mesopotámicos, los que crearon la mayoría de los símbolos del Zodiaco, por lo que la influencia de cada uno de los 12 signos son igual de artificiales. Razonamiento que también  puede aplicarse a los planetas, cuyos nombres fueron dados por la cultura griega en honor a sus dioses.

Para la Sociedad Astronómica, nuestra relación con el universo es más profunda que la que pretende la astrología, como lo es el hecho de que estemos sujetos a la fuerza gravitacional del Sol, el que a su vez gira alrededor de la galaxia en la que se mueve- entre otras más del llamado grupo local- mientras nuestros cuerpos son atravesados constantemente por rayos cósmicos provenientes de explosiones de supernovas.

zodiaco-1

Con respecto a Ofiuco, hace pocos años, la NASA descubrió que en esas fechas -cuando el Sol ingresa en la decimotercera  casa del Zodíaco– una nube interestelar golpea nuestro planeta. Es una brisa estelar rica en helio, que fluye en el sistema solar proveniente de Ofiuco.

La gravedad del Sol concentra el material en un cono y la Tierra pasa a través de él durante las primeras semanas de diciembre.  Cuando estamos dentro del cono esta brisa es una muestra de lo que se encuentra en el exterior del sistema solar.    El espacio interestelar, el “vacío” entre las estrellas, no está vacío. Está lleno de gigantescas nubes de gas y polvo.   De estas nubes provienen las estrellas y los planetas; son también los restos que quedan cuando esta llan las estrellas.

El sistema solar se dirige hacia una de ellas. Los astrónomos la llaman Nube Local Interestelar.  El campo magnético del Sol retiene gran parte de esa nube dentro de su zona, pero una parte del gas de la nube logra penetrar. Este es el origen de la brisa.

Finalmente, la Sociedad Astronomíca Urania, también dio a conocer las fechas en las que el Sol se encuentra en cada uno de los 13 signos del zodiaco a lo largo del año y que ya no corresponden con las que los “astrólogos” pretenden hacer pasar -como fechas reales del Sol-  dentro de las constelaciones zodiacales:

Sagitario Dic 18 – Ene 18
Capricornio Ene 19 – Feb 15
Acuario Feb 16 – Mar 11
Piscis Mar 12 – Abr 18
Aries Abr 19 – May 13
Tauro May 14 – Jun 19
Géminis Jun 20 – Jul 20
Cáncer Jul 21 – Ago 9
Leo Ago 10 – Sep 15
Virgo Sep 16 – Oct 30
Libra Oct 31 – Nov 22
Escorpio Nov 23 – Nov 29
Ofiuco Nov 30 – Dic 17

Fuente: Andrés E. Martínez Rojas “El Universal”

La doctora Jessica Fridrich creó un método para desentrañar el cubo de Rubik en 1981. Su sistema es seguido por millones de personas.
Bina Venkataraman (NYT)

jessica

Es un pequeño juguete de plástico”, dice Jessica Fridrich, mientras da vueltas a un cubo de Rubik con sus manos de largos dedos en una tarde lluviosa en su despacho de la Binghamton University.

Sin embargo, el pequeño juguete, un icono de la era del comecocos y de las zapatillas deportivas de caña alta, ha vuelto a escena con fuerza. Para una creciente subcultura de gente que trata de resolver el cubo lo más rápidamente posible, la doctora Fridrich es una pionera y un santo patrón. Forjó lo que probablemente constituye la más extendida estrategia del mundo para resolver el puzzle de manera rápida. Y en otoño apareció en un documental sobre el cubo de Rubik.

La doctora Fridrich fue la primera que resquebrajó los muros coloreados del cubo de Rubik en 1981 cuando era una adolescente que vivía en una ciudad minera checa. Poca gente dedicará décadas a descifrar un bloque de plástico por muy complejo que sea matemáticamente. Pero poca gente es tan tenaz como la arquitecta del The Fridrich Method, un mapa de carreteras que un speedcuber (nombre que se da a los que intentan resolver el cubo lo más rápido posible) ha de memorizar y que despliega al menos 53 algoritmos. Cada uno de ellos consiste en una serie de giros de las filas y columnas del cubo en una secuencia determinada. Para la doctora Fridrich, abordar un puzzle imposible no es un hobby, y el cubo de Rubik no es simplemente un juego. Son obsesiones.

Un cuaderno andrajoso

Atrapada en la antigua Checoslovaquia hasta que llegó la Revolución de Terciopelo, pudo después emigrar a Estados Unidos para hacer sus estudios de doctorado. La doctora Fridrich aprendió por sí misma cálculo diferencial e cubo-de-rubik1integral, y bosquejó una solución del cubo de Rubik en un cuaderno andrajoso incluso antes de tener uno de esos cubos en sus manos. Fridrich, de 44 años, es profesora de ingeniería eléctrica. Frecuentemente es convocada para impartir conferencias y se le pide que solucione el cubo en el acto. Además, responde a e-mails de niños de 13 años de Japón y ha inspirado multitud de vídeos de YouTube de fans del cubo que aplican su método, que se propagó por internet a finales de los años 90, cuando el puzzle resurgió.

“Ella escogió la ruta básica, la dirección que habríamos tomado para subir la montaña”, afirma Dan Knights, ganador del campeonato mundial del cubo de Rubik de 2003. En ese año, la doctora Fridrich quedó segunda. “Otras personas están buscando diferentes caminos para pasar de una saliente a otro”, afirma.

Knights, de 29 años, utilizó el método Fridrich para ganar el campeonato de 2003 después de que en 1999 la hubiera buscado para que fuera su mentora. Al principio, confundido por sus técnicas, se tomó un año sabático en la universidad para poder aprenderlas, mientras viajaba en tren a través de Europa y Asia.

El blanco es la clave

El método Fridrich requiere que primero se solucionen las dos capas superiores de los tres niveles de los que consta el cubo de Rubik, seleccionando la cara con el cuadrado central blanco como cara superior.

La mayoría de los speedcubers aprende a hacer esto de forma intuitiva, improvisando hasta que la cara blanca del cubo permanece intacta y otros cuadrados acaban situados en las caras correctamente coloreadas. El quid del método Fridrich consiste en resolver la tercera y última capa del elemento sin comprometer el proyecto de color desarrollado en las fases iniciales.

Para resolver la tercera capa, el speedcuber debe juntar todos los cuadrados amarillos en la cara inferior aplicando uno de los 40 algoritmos en una fase llamada “orientación”. El cuber debe reconocer instantáneamente qué algoritmo ha de aplicar para tener alguna esperanza de resolverlo con prontitud. Si no, estará perdido. En el paso final, una permutación, uno de entre 13 algoritmos restablece la armonía cromática del cubo. Con ello se consigue un color por cara. ¡Eureka!

Los speedcubers más veloces del mundo, incluida la doctora Fridrich, conocen más de 100 algoritmos para mover y combinar de distintas formas el cubo hasta solucionarlo. Son capaces de reconocer cuándo el puzzle se revuelve o se sitúa en sus manos el conjunto de movimientos que es más rápido que los otros 99 restantes.

metodorubik123127367618333155281
Fuente: NYT/LA GACETA

UN BLOG SUMAMENTE ECLÉCTICO

BIENVENIDOS AL FARO…

farolado155.jpg

Espero -con gran ilusión- recibir vuestras colaboraciones, comentarios, fotos, vivencias y correos, que puedan ayudarme a ir desarrollando este Blog. El Faro del Fin del Mundo pretende seguir una línea entretenida y diversa -aunque debo confesar mi debilidad por los temas náuticos- pero, al mismo tiempo, publicando narraciones, poemas y textos de calidad y, por qué no, también con historias divertidas. El humor, no lo olvidemos, es importante en nuestras vidas. Gracias de nuevo.

Luis Irles

ENTRADAS ANTERIORES

Categorías

VISITAS A ESTE FARO DESDE EL 16 DE JUNIO DE 2007

  • 2,598,442 AMIGOS

UN BONITO REGALO DE TONY T., DE “CAFÉ & BLOGS”

betathumbalizrcom1

Nuestro entrañable amigo Tony T., miembro del grupo Café & Blogs, nos ha sorprendido muy gratamente al crear EL FARO MAGAZINE, una bitácora en la que ha comenzado a publicar una selección de artículos aparecidos en este Faro desde su inicio. Desde aquí le damos las gracias por el hermoso detalle que ha tenido con nosotros.

EN NUESTRAS PÁGINAS

FOTOS: "La triste y solitaria vida de los marinos..."

AMICI MIEI: La Barcelona de mi niñez, por Tony Tarazona.

MÚSICA: NOVEDADES: El mejor 'duet' de toda la historia: "Summertime", por Ella Fitzgerald y Louis Armstrong. "Nine Below Zero", "Peces de Ciudad", "Cesária Évora" y mucho más...

POESÍA: "Soliloquio del Farero", de Luis Cernuda.

Member of The Internet Defense League

PREMIOS A ESTE BLOG

-

Premio otorgado por Jon Kepa y su blog "Enseñanzas Náuticas"

Gracias por el premio, navegante de mares de papel.

PREMIO DARDO

Otorgado a este Faro por el blog El mar, qué gran tema para hablar, capitaneado por nuestro colega y buen amigo José, al que quedamos sumamente agradecidos.

PREMIO CALIDEZ

Gracias a Patricia Gómez, Binah, excepcional ser humano y poeta, por concedernos este hermoso premio.

PREMIO AL ESFUERZO PERSONAL

Nuestro generoso e incansable amigo Funkoffizier, de El mar qué gran tema para hablar, vuelve a premiar a este Faro, lo cual nos llena de orgullo y agradecimiento.

PREMIO CAMPANHA DE AMIZADE

Agradecemos profundamente a Jon Kepa, creador del blog Enseñanzas Náuticas el habernos concedido el premio Campanha de Amizade. Muito obrigado, amigo.

luz_premio

Gracias a nuestra amiga Narkia por este bonito premio.

PREMIO OTORGADO POR CAPITANA

dibujo

Nuestra muy querida amiga Capitana nos ha honrado con este bonito premio. Le agradecemos muy mucho el detalle que ha tenido con nosotros.

PREMIO OTORGADO POR TIACHEA Y, NUEVAMENTE, POR JON KEPA

blog_de_oro11

Tiachea, desde su Bitácora de Melusina nos ha honrado con este hermoso premio. Le agradecemos muy sinceramente su hermoso gesto. Así mismo, mil gracias a mi colega y amigo Jon Kepa, que ha tenido la gentileza de volver a compartirlo con nosotros.

PREMIO A LA HONESTIDAD

Premio a la Honestidad_thumb[1]

El Grand Chef de Oídococina!, ha tenido la gentileza de obsequiarnos con un exquisito plato recién salido de sus creativos fogones. Le quedamos enormemente agradecidos por este hermoso detalle.

UN REGALO DE 'TINTERO Y PINCEL'

premio

Nuestra admirada amiga María, cuyo talento artístico puede comprobarse en su blog Tintero y Pincel, nos ha honrado con este simpático "Cracking Crispmouse Bloggywog Award". Un detalle que le agradecemos de todo corazón.

febrero 2017
L M X J V S D
« Ene    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728  

SANTIAGO DE CHILE

stgo-antiguo.jpg 1948

stgomoderno.jpg 2007

TIERRA SENTIDA

murcia.jpg

OBRAS DEL ARTISTA SEBASTIÁN MÁRQUEZ

valpo1.jpg

valpo2.jpg

valpo3.jpg

valpo4.jpg

valpo5.jpg

valpo6.jpg

BARCELONA

barna3.jpg

goticook.jpg

barna1ok.jpg

COMMONS LICENSE/IBSN/COPYSCAPE


Creative Commons License


Esta
obra es publicada bajo una
licencia Creative Commons

Internet Blog Serial Number 32-12-50-1954

Page copy protected against web site content infringement by Copyscape

AVISO A NUESTROS LECTORES

La publicidad que pudiera aparecer ocasionalmente en este blog (Ads by Google y otros) ha sido contratada unilateralmente por Wordpress.com y no tiene nada que ver con el autor.