You are currently browsing the tag archive for the ‘Valparaíso’ tag.

Fue uno de los primeros asesinos en serie y sus crímenes causaron alarma pública en Valparaíso

La historia y mito de uno de los primeros asesinos en serie de Valparaíso, Emile Dubois, será llevada a la pantalla grande, en un guión que está preparando Patricio Manns, en base a su novela recién lanzada.
La singular personalidad de este francés, que llegó a Valparaíso con papeles colombianos, ha dado para una infinidad de libros, reportajes y tesis de prueba en diversas universidades. Una de las obras más importantes que se han escrito sobre su vida pertenece al periodista Abraham Hirmas, “Emile Dubois, un genio del crimen”, editada por Zig Zag en 1967. A ella se suma la novela de Manns, “La vida privada de Emile Dubois”.
“El criminal del siglo”, como fue calificado por Claudio Solar en una serie escrita en 1981, jamás confesó ninguno de los delitos que se le atribuían, especialmente los tres sangrientos homicidios. Se le califica como asesino en serie porque en ellos había varias constantes. Sus víctimas eran extranjeros o descendientes de éstos, comerciantes o profesionales y empleaba un “tonto” de goma y una daga, ensañándose en sus víctimas, destruyendo el lugar y robando especies de valor.
Tres asesinatos se le atribuyeron. Uno en Santiago y dos en Valparaíso, aparte de diversas tentativas de asesinatos y robos.

Los crimenes

El primer asesinato del que se le culpó fue cometido en Santiago el 7 de marzo de 1905, y su víctima fue Ernesto Lafontaine, contador general del molino San Pedro, en sus oficinas ubicadas en calle Huérfanos. Fuera del robo, todos los muebles fueron destrozados.
El 4 de septiembre del mismo año, ya en Valparaíso, es asesinado en la bóveda de su almacén de importaciones de calle Blanco, el comerciante de 65 años de edad, Reinaldo Tillmanns.
El 14 de octubre del mismo año, corre igual suerte un acaudalado y conocido comerciante alemán, de 55 años de edad, Gustavo Titius. Hubo robo, pero esta vez no se dio a la tarea de destrozar muebles.
El 4 de abril de 1906, en la puerta del domicilio del Pasaje Ludford de Valparaíso, agredió a puñaladas al comerciante francés Isidoro Challe, quien se recuperó más tarde de las heridas.
El 2 de junio de 1906, como a las 18.30 horas, se encontraba en su estudio el dentista norteamericano Charles Davies, ubicado en la plaza Aníbal Pinto, donde hasta hace algunos años estuvo la casa Jacob, cuando escuchó ruidos extraños en la puerta de calle, sorprendiendo a un individuo que trataba de ingresar. Increpado por Davies, el hombre negó tener malas intenciones, pero cuando conversaban, Dubois extrajo un garrote de goma y le asestó un golpe en la cabeza. Sin embargo, esto no abatió al corpulento dentista, quien comenzó a dar fuertes gritos de auxilio, lo que motivó la concurencia de varias personas, pero el atacante se dio a la fuga.
Escapó raudamente por la calle Melgarejo, perseguido por transeúntes y un guardián de facción en la plaza Aníbal Pinto, quienes gritaban “¡al pillo, al pillo!”. Frente al pasaje 6, fue tomado por el guardián. Sin embargo, logró zafarse y siguió su carrera hasta Errázuriz, donde finalmente fue capturado.

Alarma y preocupación

En el cuartel de policía dijo llamarse Emile Dubois Morales o Murralley, que era ingeniero de minas, incluso portaba tarjetas de visita como tal. En su huida había dejado caer una daga de acero que se ataba a la muñeca, un manojo de llaves ganzúas, el “tonto” de goma y una linterna.
El detenido tenía 38 años de edad y aseguró que había nacido en Francia, aunque arribó al país con que papeles que señalaban como lugar de nacimiento Bogotá, Colombia.
Los asesinatos, por cierto, causaron alarma y preocupación en la comunidad porteña.
Con grandes caracteres, El Mercurio de Valparaíso tituló el asesinato de Titius: “Nuevo crimen en el centro comercial. El señor Gustavo Titius asesinado en su oficina. Cómo se encontró el cadáver. Las primeras diligencias de la justicia. Quién era la víctima. Indignación pública por el suceso”.
En efecto, los dardos fueron directamente hacia la policía, a tal punto que algunas publicaciones incluían caricaturas ridiculizando a los jefes policiales. En tanto, más de dos mil personas presentaban solicitudes para cargar armas, a fin de defenderse del despiadado asesino.

Declaraciones a la prensa

Una hora antes del fusilamiento, Dubois formuló declaraciones a los periodistas, entre los que se encontraban dos representantes de “La Nación” de Buenos Aires.
Nuestro diario reprodujo, entre otros, el siguiente diálogo, que reflejaba la pasmosa tranquilidad de Dubois:
“Nos dirigimos entonces a hablar con Dubois. Al vernos, éste exclamó:
“Han llegado ustedes muy temprano, la ceremonia será a las 8”.
-Sí, Dubois, hemos venido cumpliendo con nuestro deber.
“Ah, ya lo sé, el deber de contar todo, es muy natural, hoy es lo más interesante”.
– Usted demuestra mucho valor, le dijimos.
“Ah, no; el valor lo demostraré más tarde, aún estoy en mi celda; cuando esté ante la boca de los rifles, entonces estaré valiente, aquí todavía no hay peligro, aquí estoy tranquilo. En mi vida he sentido el silbido de las balas muchas veces, hoy sentiré su efecto”.
– No queremos molestarlo más. Adiós Dubois, valor.
“Antes me decían ustedes, “hasta otro día”, hoy me dicen “adiós”, tienen mucha razón. Adiós, señor”.


Frente al pelotón de fusilamiento

La acuciosa investigación de la policía y del juez Santiago Santa Cruz, y la evidencia reunida, motivaron la pena capital para Dubois, luego de que por algún tiempo, luego del terremoto de agosto de 1906, la opinión pública se olvidara un tanto del caso.
El fusilamiento se llevó a cabo en las primeras horas del 26 de marzo de 1907, en la herrería de la cárcel de Valparaíso, en medio de la expectación del público, de los propios presos y de la prensa.
El Mercurio de Valparaíso dispuso toda su primera plana para un pormenorizado relato de las horas previas y posteriores a la acción del pelotón de fusileros, incluyendo una entrevista al francés.
Cuando enfrentó a los fusilero, se negó, con una presencia de ánimo a toda prueba, que le vendaran los ojos, y luego pronunció un tranquilo discurso a los presentes, terminando con la palabra, en tono de orden: ¡Ejecutad!
El día anterior se había casado en la cárcel con su conviviente Ursula Morales, que no escatimó esfuerzos para lograr el perdón o indulto de Dubois. En el mismo acto reconoció a su pequeño hijo. Sus restos fueron sepultados en algún lugar del cementerio de Playa Ancha. En el sitio en que la tradición dice que están sus restos, se ha iniciado, desde hace muchos años, una veneración por Dubois, y son innumerables la placas y testimonios de los favores concedidos por la “animita”.

El discurso

En los instantes previos a la ejecución, Dubois se mostró altivo, pero cortés y a veces sonriendo, causando sorpresa entre los presentes. De pronto, y como quien recuerda algo, mientras fumaba un puro, dijo:
“Público, tengo que hablaros de algo…”
Dijo que había sido condenado injustamente por el magistrado Santa Cruz y que su solicitud de indulto había sido denegada por el presidente Montt.
“Se necesitaba un hombre que respondiese de los crímenes que se cometieron, y ese hombre he sido yo. Muero pues inocente, no por haber cometido esos crímenes, sino porque esos crimenes se cometieron.
Luego sonó la descarga. Enseguida, el tiro de gracia.
Dubois había muerto y nacía el mito.

ALFREDO LARRETA
http://www.mercuriovalpo.cl/

largas-ramas-acarician-viento.jpg

Su estatura y corpulencia llaman la atención; pero transmite una sensación de serenidad y calma con su rostro impasible y sus movimientos mesurados. Sólo su voz revela su estado de ánimo; y su risa sonora y espontánea rompe bulliciosamente la serenidad que emana de toda su persona. Es una montaña nevada, de esas que abundan en los paisajes sureños proyectando una imagen sólida de serenidad y fortaleza. Y sin embargo en su interior bullen emociones y rebeldías intensas, siempre a punto de provocar una erupción.

Sí…el viento sabe que el Hombre es un volcán activo y que explota su cólera en forma repentina, por motivos razonables casi siempre. El Hombre también lo sabe; pero ignora que la anciana mujer ha llegado a temer sus estallidos y que se ovilla en su cama, como una niña asustada, cuando lo sabe enojado o molesto.

Los vecinos antiguos lo conocen desde siempre: llegó a la población a los siete años, llevando ya sobre sus hombros la pesada carga de la enfermedad que lo acompañará durante toda su vida. Él recuerda cuándo cambió el trato que su familia le daba: su madre, mujer joven y llena de energía en ese entonces, dedicó su tiempo y esfuerzo a conseguir los medios y remedios que él necesitaba, medicinas que no existían en Chile hace cuarenta y cinco años; había que traerlos desde Argentina e ir todos los meses a Santiago para recogerlos y encargar una nueva remesa. El viaje a la capital demoraba cuatro largas horas en tren o bus. La madre salía al alba y volvía ya de noche…siempre con el remedio salvador. Su padre, varón crecido en los cerros de Valparaíso, ingresado a la Armada de Chile en su adolescencia, derivado como aprendiz al taller de mecánica y transformado en padre de familia dominante y machista, dejaba de lado su idea de que el hombre era menos hombre si hacía tareas de mujer: en esas ocasiones se quedaba en casa, con sus cuatro hijos, dos varones y dos hembras y los dirigía al más puro estilo militar mientras cocinaba, aseaba la casa y enviaba los niños al colegio… Y toda la familia llegó a saber que el penúltimo tenía una enfermedad mortal. Hubo que decírselo a todos, cuando él soñó con un caballito blanco que venía a buscarlo y despertó preguntando dónde se había escondido. La madre se aterrorizó ante la idea de la muerte y desde entonces, todos le dieron un trato especial…o se exponían a las iras de la madre que lo protegía de todo y de todos. Y en aquellos años tenía la fuerza de una leona; no tenía garras, pero sí una lengua rápida que causaba heridas incurables.

¿Cómo enfrenta un niño su propia muerte? Ver morirse una mascota o algún abuelo anciano suele causarle pesadillas. ¿Y saber que él mismo morirá? ¿Qué efectos causa en su formación, en su mente, en su manera de enfrentar la vida?…

Sólo el viento lo sabe; y aunque sopló, arremolinado e inquieto sobre todos ellos, no pudo cambiar las circunstancias… porque la Creación sigue las reglas de Aquél que ordenó el caos y separó las tinieblas de la luz. Y entre esas reglas, está la de permitir el libre albedrío de las personas y el curso regular de la naturaleza.

La familia no tenía ni la cultura, ni los medios económicos para el adecuado manejo de una enfermedad tan desconocida: diabetes infantil, insípida. Era en esos tiempos en que los padres ordenaban y los hijos obedecían. Los sicólogos aún no estorbaban la buena crianza tratando de evitar los traumas infantiles y por tanto no pudieron recomendar una forma de informarle sin traumas.

Su hermana, niña como él, le dijo que moriría. Inspirada en su amor por el hermano pequeño, lo llevó aparte en secreto y le entregó la versión cristiana que recogió en la escuela dominical: morir significaba que vendría Jesús y lo llevaría a un hermoso país donde nunca era de noche y donde había ríos de agua viva… Y como el verdadero amor es una fuerza divina, el niño no se asustó, ni se aterró, y fue seducido por la imagen de ríos caudalosos e inagotables de agua dulce y fresca…¿Qué psicólogo lo habría hecho mejor? ¿Qué adulto habría encontrado las palabras justas y precisas y la confianza que los niños sólo dan a otros niños? . La idea de agua fresca y abundante encantó al niño, porque el único síntoma de su enfermedad era una sed intensa y constante, abrasadora. Y ante la esperanza de ver esos ríos y saciar su sed, la muerte perdió su aguijón.

/Continúe leyendo

El tránsito hacia el apogeo

violonchelo.jpg

ANTECEDENTES A LA CONSTRUCCION

Los caminos por los que transitan los inicios de la actividad musical en Valparaíso son como su geografía: irregulares, con altos y bajos, llenos de vericuetos, con senderos que no conducen a ninguna parte y que finalmente nos confunden y apartan de la realidad, arrastrándonos a finales inesperados. Ciertamente podemos establecer con claridad la inauguración del primer Teatro Victoria como un importante hito bien documentado y que puede ser tomado como un comienzo oficial de la actividad musical, pero este teatro no apareció de la nada en una ciudad en la que nunca hubo antes algún tipo de expresión musical.

victoriasepia.jpg
Podemos encontrar fragmentos de información aislados y poco precisos, muchas veces contradictorios, y se mencionan varios lugares como centros públicos de representaciones teatrales, conciertos, bailes y festividades.

Un importante impulso a la actividad cultural en Valparaíso se debe al gobernador Juan Ignacio Zenteno, quien en 1823 y en colaboración con Diego Portales, un entusiasta amante de la música (se decía que “bailaba unas zamacuecas muy alarmantes”), destinó unos terrenos de propiedad de los Padres Agustinos, en la actual Plaza de la Justicia, al empresario teatral Domingo Arteaga para la creación de un teatro que puede ser, con buena voluntad, llamado como tal, y aunque era un recinto sin comodidades, al menos era cerrado y alumbrado por velas de sebo. Las representaciones y festividades se realizaban hasta ese momento y se mantendrían por un tiempo, en galpones ó sitios eriazos protegidos por carpas. Este primer teatro se llamó Teatro Cómico o Teatro San Agustín y la Municipalidad mantuvo un palco permanente y ornamentado a sus costas para las eventuales funciones puesto que aún no existían temporadas regulares. Fue este mismo gobernador Zenteno quien subió a bordo de la fragata británica “Doris” en 1822 para dar el pésame a la esposa del comandante, el cual había muerto del corazón al bordear el Cabo de Hornos y ofrecerle a la viuda la sepultura de su marido en el recinto del fuerte de la ciudad. La viuda era Mary Graham.

Posteriormente, Zenteno, Portales, José Tomás Ramos y Pedro Alessandri serían accionistas de un segundo teatro, esta vez construido en Santiago en 1827. A su vez, Pedro Alessandri sería el responsable, junto a Pablo del Río, de la construcción del primer Teatro Victoria en 1844.

Un teatro de la época cumplía varias funciones, sirviendo como recinto en el que se celebraban representaciones, efemérides, conciertos, bailes y hasta banquetes oficiales, siguiendo probablemente la costumbre europea de usar los teatros como punto de reunión para las grandes ocasiones, ya que el sistema de asientos de platea fijos al suelo es un uso del siglo XX, de tal manera que se podían remover y el primer piso de un teatro podía servir como una pista de baile ideal o eventual comedor, y en los palcos que lo rodeaban, se podían ubicar las personas a observar y ser observadas, que fue el gran juego social del siglo XIX.

Ilustrativas son las descripciones de las celebraciones que tuvieron lugar con motivo de la reciente victoria de Yungay en 1839 en Valparaíso, y nos ayudan a ir configurando un panorama de la escena de la época que precedió inmediatamente a la inauguración del primer Teatro Victoria, lo cual de alguna manera, nos da un punto de partida a nuestro recorrido y al mismo tiempo va disipando la bruma del pasado.

Un detalle importante y poco común que podemos observar es la separación de los lugares físicos en que se desarrollarían las celebraciones bailables y escénicas, rompiendo la antigua costumbre de usar un solo lugar común para ambas. Esta debe haber sido una de las raras ocasiones en que aquello ocurrió.

/Leer el artículo completo

 

Leer post en Sección POESÍA.

UN BLOG SUMAMENTE ECLÉCTICO

BIENVENIDOS AL FARO…

farolado155.jpg

Espero -con gran ilusión- recibir vuestras colaboraciones, comentarios, fotos, vivencias y correos, que puedan ayudarme a ir desarrollando este Blog. El Faro del Fin del Mundo pretende seguir una línea entretenida y diversa -aunque debo confesar mi debilidad por los temas náuticos- pero, al mismo tiempo, publicando narraciones, poemas y textos de calidad y, por qué no, también con historias divertidas. El humor, no lo olvidemos, es importante en nuestras vidas. Gracias de nuevo.

Luis Irles

ENTRADAS ANTERIORES

Categorías

VISITAS A ESTE FARO DESDE EL 16 DE JUNIO DE 2007

  • 2,598,442 AMIGOS

UN BONITO REGALO DE TONY T., DE “CAFÉ & BLOGS”

betathumbalizrcom1

Nuestro entrañable amigo Tony T., miembro del grupo Café & Blogs, nos ha sorprendido muy gratamente al crear EL FARO MAGAZINE, una bitácora en la que ha comenzado a publicar una selección de artículos aparecidos en este Faro desde su inicio. Desde aquí le damos las gracias por el hermoso detalle que ha tenido con nosotros.

EN NUESTRAS PÁGINAS

FOTOS: "La triste y solitaria vida de los marinos..."

AMICI MIEI: La Barcelona de mi niñez, por Tony Tarazona.

MÚSICA: NOVEDADES: El mejor 'duet' de toda la historia: "Summertime", por Ella Fitzgerald y Louis Armstrong. "Nine Below Zero", "Peces de Ciudad", "Cesária Évora" y mucho más...

POESÍA: "Soliloquio del Farero", de Luis Cernuda.

Member of The Internet Defense League

PREMIOS A ESTE BLOG

-

Premio otorgado por Jon Kepa y su blog "Enseñanzas Náuticas"

Gracias por el premio, navegante de mares de papel.

PREMIO DARDO

Otorgado a este Faro por el blog El mar, qué gran tema para hablar, capitaneado por nuestro colega y buen amigo José, al que quedamos sumamente agradecidos.

PREMIO CALIDEZ

Gracias a Patricia Gómez, Binah, excepcional ser humano y poeta, por concedernos este hermoso premio.

PREMIO AL ESFUERZO PERSONAL

Nuestro generoso e incansable amigo Funkoffizier, de El mar qué gran tema para hablar, vuelve a premiar a este Faro, lo cual nos llena de orgullo y agradecimiento.

PREMIO CAMPANHA DE AMIZADE

Agradecemos profundamente a Jon Kepa, creador del blog Enseñanzas Náuticas el habernos concedido el premio Campanha de Amizade. Muito obrigado, amigo.

luz_premio

Gracias a nuestra amiga Narkia por este bonito premio.

PREMIO OTORGADO POR CAPITANA

dibujo

Nuestra muy querida amiga Capitana nos ha honrado con este bonito premio. Le agradecemos muy mucho el detalle que ha tenido con nosotros.

PREMIO OTORGADO POR TIACHEA Y, NUEVAMENTE, POR JON KEPA

blog_de_oro11

Tiachea, desde su Bitácora de Melusina nos ha honrado con este hermoso premio. Le agradecemos muy sinceramente su hermoso gesto. Así mismo, mil gracias a mi colega y amigo Jon Kepa, que ha tenido la gentileza de volver a compartirlo con nosotros.

PREMIO A LA HONESTIDAD

Premio a la Honestidad_thumb[1]

El Grand Chef de Oídococina!, ha tenido la gentileza de obsequiarnos con un exquisito plato recién salido de sus creativos fogones. Le quedamos enormemente agradecidos por este hermoso detalle.

UN REGALO DE 'TINTERO Y PINCEL'

premio

Nuestra admirada amiga María, cuyo talento artístico puede comprobarse en su blog Tintero y Pincel, nos ha honrado con este simpático "Cracking Crispmouse Bloggywog Award". Un detalle que le agradecemos de todo corazón.

febrero 2017
L M X J V S D
« Ene    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728  

SANTIAGO DE CHILE

stgo-antiguo.jpg 1948

stgomoderno.jpg 2007

TIERRA SENTIDA

murcia.jpg

OBRAS DEL ARTISTA SEBASTIÁN MÁRQUEZ

valpo1.jpg

valpo2.jpg

valpo3.jpg

valpo4.jpg

valpo5.jpg

valpo6.jpg

BARCELONA

barna3.jpg

goticook.jpg

barna1ok.jpg

COMMONS LICENSE/IBSN/COPYSCAPE


Creative Commons License


Esta
obra es publicada bajo una
licencia Creative Commons

Internet Blog Serial Number 32-12-50-1954

Page copy protected against web site content infringement by Copyscape

AVISO A NUESTROS LECTORES

La publicidad que pudiera aparecer ocasionalmente en este blog (Ads by Google y otros) ha sido contratada unilateralmente por Wordpress.com y no tiene nada que ver con el autor.